La guía definitiva para pasear en bici con tu perro

3. May 2022

Puede parecer sencillo: tú, tu perro, una bici, una correa y la carretera. Pero, en realidad, necesitas un poco de preparación y práctica antes de montar en bici con tu perro. Descubre qué necesitas para que montar en bici con tu mejor amigo perruno sea seguro.

Perro corriendo junto a una persona en bici al aire libre

El buen tiempo ha llegado y tienes todo listo para montarte en la bici y echar a rodar. ¿Qué mejor manera de hacer ejercicio mientras disfrutas del sol y el aire libre? Pero qué ocurre con tu amigo peludo, ¿es segura la bici para tu perro? ¿Qué necesitas considerar antes de pasear en bici con tu perro? Y ¿cuánto ejercicio necesita realmente un perro?

Tanto si eres un ciclista experto como si estás empezando a montar en bici, y tanto si eres una mamá o un papá perruno novel o experimentado, queremos compartir contigo nuestra guía definitiva para pasear en bici con tu perro.

¿Por qué montar en bici con tu perro?

Lo primero de todo: ¿por qué deberías montar en bici con tu perro? Las mamás y los papás perrunos saben que sus amigos peludos, al igual que nosotros, necesitan hacer suficiente ejercicio para mantenerse sanos y en buena forma. Por ello, es responsabilidad de las mamás y los papás perrunos asegurarnos de que paseamos lo suficiente con nuestros perros a diario. Pero, ¿por qué nos debemos conformar con pasear? Puede que tengas muchas otras aficiones, como hacer senderismo, correr o esquiar. Y, al igual que tú las disfrutas, tu perro también lo hará.

Montar en bici con tu perro es una excelente manera de que os mantengáis en buena forma juntos y refuerces el vínculo con tu amigo de cuatro patas. Tu perro valorará estar al aire libre y estirar las patas, y tú disfrutarás teniendo un compañero con el que practicar tus aficiones favoritas.

Entonces, ¿qué necesitas tener en cuenta para montar en bici con un perro?

Consejos para montar en bici con perros

Conoce las habilidades de tu perro

Antes de comenzar a montar en bici con tu perro, es importante asegurarte de que está en buena forma para ello. Algunos perros simplemente no son perros idóneos para correr, por lo que sufrirán para ir al ritmo de una bici. En estos casos, montar en bici con tu perro podría ser cruel, por lo que es mejor que lo dejes en casa o lo lleves solo en una cesta, mochila o remolque para bicicletas.

Estos son los tipos de perros que podrían tener problemas para correr junto a una bici:

  • perros pequeños y cortos.
  • perros pesados y largos.
  • perros con un manto denso.
  • perros ancianos.
  • perros con una enfermedad o dolencia.
  • perros con sobrepeso.
  • perros con cabeza corta.

Si tienes dudas sobre el estado físico de tu perro o sus habilidades, pregúntale a tu veterinario si cree que sería seguro pasear en bici con tu amigo peludo.

Asegúrate de que tu perro está adiestrado

Bueno, puede que ahora creas que ya puedes pasear en bici con tu perro. Pero no vayamos tan rápido: ¡un cachorro fuera de control o un perro sin adiestrar no será un buen compañero para ir en bicicleta! Lo último que quieres es que tu perro salga corriendo mientras persigue un pájaro e ignore tus órdenes cuando vas en la bici. No solo podrías tener un accidente en bici, sino que la correa de tu perro se podría soltar y tu amigo canino podría perderse. Por ello, siempre debes asegurarte de que tu perro está adiestrado y se comporta bien (y es capaz de pasear a tu lado sin correa) antes de intentar ir en bici juntos. Tu perro también se debe comportar bien con otras personas y animales.

Guía para enseñar a tu cachorro o perro a pasear con correa

Equipamiento para montar en bici con perros

Cuando creas que tu perro está en buena forma y es lo suficientemente maduro para correr con una correa junto a ti, es el momento de equipar a tu amigo peludo. El equipamiento incluye:

  • Correa de bicicleta para perros: una correa que se pueda poner en tu bici para que tu perro corra de forma segura, lejos de las ruedas.
  • Un arnés cómodo: cuando montes en bici con tu perro, utiliza siempre un arnés en lugar de enganchar la correa al collar. Elige un arnés reflectante para que tu perro sea más visible y pon cinta reflectante en el arnés de tu mascota.
  • Luces: tanto para tu perro como para la bici, las luces son especialmente importantes si vas a montar al anochecer o por la noche.
  • Localizador GPS para perros: para rastrear vuestras aventuras juntos y, aún más importante, poder localizar y encontrar a tu perro si se escapa.
  • Snacks, agua y bebedero plegable: lleva algunos premios saludables para perros y agua para recargar la energía de tu amigo peludo en vuestra ruta.
  • Remolque para perros: si vas a hacer una ruta larga, puede que quieras tener la opción de que tu perro vaya en una cesta o remolque si se cansa. ¡Es mejor no agotar a tu mascota!
  • Opcional: puede que también quieras llevar una correa para perros convencional para pasear sin la bici, botas para perros, una chaqueta cálida para perros o equipamiento para la lluvia.

Comienza despacio y no tengas prisa

Si crees que tu perro es un buen compañero para montar en bici y tienes el equipamiento adecuado, ¡estás listo para comenzar vuestra aventura juntos! Pero recuerda: montar en bici con tu perro no ocurre de la noche a la mañana.

Si tu perro nunca ha paseado junto a una bici, puede estar asustado, demasiado excitado o, simplemente, no saber qué hacer. Por ello, es recomendable empezar despacio, enseñando la bici a tu perro y paseando junto a la bici con tu amigo peludo. Así lograrás que tu amigo de cuatro patas se acostumbre a la bici.

Luego, móntate en la bici y pedalea a ritmo de paseo durante una distancia corta. A medida que tu perro se sienta cómodo, puedes intentar incrementar el ritmo. Incrementa el tiempo que pasas en la bici de manera gradual, y no esperes que tu perro pueda correr distancias largas al principio. Al igual que nosotros, los perros necesitan tiempo para acostumbrarse a un ejercicio nuevo.

Observa siempre cómo está tu perro, de modo que puedas hacer un descanso o ajustar el ritmo según sus necesidades. Podrías tardar un poco en lograr que tu perro se acostumbre a pasear junto a la bici, pero con paciencia y refuerzo positivo, ¡es posible!

Perro marrón y blanco con arnés y correa corriendo junto a una persona en bici

Cuida de las patas de tu perro

Ten cuido del asfalto y los terrenos duros. Aunque las almohadillas de los perros son más resistentes que los pies de los seres humanos, también pueden ser sensibles al terreno duro. Si es posible, monta en bici en caminos con hierba o tierra. Pero sabemos que no siempre es posible. Si necesitas utilizar la calzada, asegúrate de que las patas de tu perro se fortalecen paso a paso. Intenta combinar diversos terrenos cuando vayas en bici, de modo que tu perro no tenga que correr en la calzada de manera constante. Unas botas para perro pueden ser una buena idea. Pero cada perro es diferente, y algunos perros odian las botas tanto que no serás capaz de que se las pongan. Por último, asegúrate de comprobar sus almohadillas después de pasear en bici por si tiene alguna astilla, piedra o corte.

Ten especial cuidado cuando hace calor

Cuando montes en bici, recuerda que el tiempo cálido puede traer consigo algunos retos para nuestros amigos de cuatro patas. Por lo que debes tener especial cuidado. Si hace calor, no hay sombra y tu perro está corriendo, su temperatura se puede elevar fácilmente.  El aumento extremo de la temperatura puede provocar un golpe de calor en los perros, lo que podría suponer un riesgo para la vida de tu mascota. Por ello, debes:

  • elegir un camino que sea adecuado para tu perro, con sombra si es posible.
  • evitar montar en bici cuando hace demasiado calor fuera.
  • dar suficiente agua a tu mascota.
  • ir despacio para que tu amigo perruno pueda correr con comodidad y hacer descansos frecuentemente.
  • aplicar protección solar a tu perro por si pasa demasiado tiempo expuesto al sol.

Respeta a otras personas

Al pasear en bici con tu perro, también querrás ser respetuoso con el resto de las personas y la naturaleza. Recoge la caca de tu perro y no dejes ninguna huella. Mantén a tu perro cerca o con la correa, y no dejes que moleste a otras personas o perros. No a todo el mundo le gustan los perros, por lo que, independientemente de lo cariñoso que sea el tuyo, mantén una distancia respetuosa con los viandantes.

También es importante saber que las normativas y legislaciones sobre perros pueden ser diferente en cada localidad. En algunos lugares, pasear en bici con perros está permitido, pero en otros no. Del mismo modo, en algunos países pasear en bici con perro solo está permitido si va con correa. Antes de salir de ruta en bici con tu perro, es importante informarse de las legislaciones aplicables en tu localidad.

Conclusión: montar en bici con perros

A pesar de que paseamos a nuestros amigos de cuatro patas varias veces a diario, algunos perros necesitan más ejercicio que otros. Los perros con buena salud necesitan correr porque pasear no es suficiente. Correr con tu perro es un ejercicio aeróbico excelente, pero muchas personas no pueden correr o simplemente no les gusta. ¿Por qué no montas en bici con tu perro? Sigue los consejos anteriores para comenzar a pasear en bici con tu perro de forma segura. Y sin importar lo que pase, un localizador GPS para perros puede ayudarte a que siempre sepas dónde está tu mascota. Ejercicio al aire libre y junto a tu mejor amigo animal: ¿puedes pedir más?


¿Conoces a otro amante de los perros al que le encantaría pasear en bici con su mascota? ¡Comparte este artículo con otra persona!

Comprar localizadores para perros

Más artículos interesantes

Más artículos