¿Merecen la pena los seguros de mascotas?

22. September 2022

Seguro que harías lo que hiciera falta para cuidar a tu amigo peludo. Sin embargo, ¿merece la pena pagar un seguro de mascotas? Descubre qué cubre un seguro de perros y gatos y qué no, cuánto cuesta y cómo te puede ayudar el localizador GPS de Tractive.

Hoy en día, los servicios veterinarios son muy caros, así que quizás sea momento de considerar un seguro de mascotas. Sabemos que quieres hacer lo que sea mejor para tu amigo de cuatro patas: quieres tener la seguridad de que recibirá atención médica, asistencia inmediata en caso de emergencia y todo lo que necesita para disfrutar de una vida buena y saludable.

Para ayudarte a tomar la decisión, vamos a ver qué es un seguro de mascotas, qué tipos de cobertura existen y cuánto cuesta. Además, también veremos lo que suele cubrir y lo que no.

Al final del artículo sabrás cómo funciona un seguro para mascotas, por qué son caros y tendrás toda la información que necesitas para tomar la decisión.

P. D.: los niveles de actividad y sueño son unos excelentes indicadores de la salud de tu perro y sirven para diagnosticar problemas temprano. Utiliza el localizador GPS de Tractive para controlar estos niveles y evitar accidentes si ves que tu perro o gato se mete en problemas.

¿Qué es un seguro de mascotas?

Un seguro de mascotas te protege ante imprevistos y una factura gigante. A cambio de pagar a tu compañía aseguradora, ellos se ocupan de algunos (o todos) los costes si tu mascota necesita asistencia médica. 

Existen cientos de pólizas de seguros diferentes. Sin embargo, por lo general suelen cubrir cosas como visitas veterinarias de emergencia, exámenes rutinarios y, algunas veces, cuidado dental y tratamientos antiparásitos.  

Ventajas de un seguro de mascotas

Un seguro de mascotas es como tener un salvavidas por si necesitas pagar tratamientos médicos que no te esperabas. Si no tienes uno, puede que tengas que pagar cantidades elevadas al momento.

Con un seguro solo tienes que hacerte cargo de una parte: tu aseguradora se ocupará del resto. La mayoría de las pólizas cubren entre un 70 y un 90 % de los costes. Para ser exactos, la cantidad que pagas antes de que tu plan comience a pagar (la franquicia).

Saber que tu aseguradora pagará una cantidad importante de los gastos médicos es un alivio. Además, te da la posibilidad de elegir tratamientos médicos más completos (y más costosos). Si tu perro necesita cuidados vitales y caros, un seguro será una buena opción. Por ejemplo, en caso de cirugías y tratamientos contra el cáncer.

Conoce siempre la ubicación de tu perro

Ten la seguridad de que tu mascota está sana y salva. Recibe alertas si se aleja demasiado. Identifica problemas de salud temprano controlando los niveles de actividad y las horas de sueño.

Comprar ahora

¿Cómo funciona un seguro de mascotas?

Los seguros de mascotas se pagan mensual, trimestral o anualmente. Cuando contratas uno, te dan una póliza detallada con lo que cubre exactamente, lo que puedes esperar que te devuelvan, tu franquicia y el máximo anual que cubre.

Puedes llevar a tu mascota a cualquier veterinario y tu compañía aseguradora cubrirá los gastos en función de la póliza. Algunas aseguradoras tienen la opción de que los veterinarios les envíen sus facturas directamente, lo que implica que no tendrás que pagar por adelantado.

En muchas ocasiones, si tu mascota necesita atención veterinaria, tendrás que pagarle tú directamente al veterinario y enviar las facturas a tu aseguradoras. No tires ningún documento después de tu visita al veterinario. Puede que los necesites cuando solicites que te abonen la factura.

Después de que envíes tu solicitud, la compañía aseguradora la revisará y decidirá si debe cubrir algún gasto. Si es que sí, lo normal es que recibas los fondos en 14 días.

¿Qué cubre un seguro de mascotas?

Todas las pólizas de seguros son diferentes en función a lo que cubren y a la cantidad. Por eso, lo mejor es que compares diversas opciones antes de tomar una decisión.

Estas son algunas de las cosas que suelen cubrir las pólizas:

  • Huesos rotos, envenenamiento y heridas.
  • Enfermedades, como infecciones en los oídos o diabetes. 
  • Condiciones genéticas, como trastornos visuales o displasia de cadera.
  • Exámenes médicos.
  • Pruebas, como un análisis de sangre o una radiografía.
  • Terapias alternativas, como acupuntura.
  • Tratamientos médicos.
  • Cuidado de emergencia.
  • Hospitalización.
  • Cirugía y anestesia.
  • Medicamentos con prescripción.
  • Problemas o limpiezas dentales. 
  • Tratamientos rutinarios contra pulgas, garrapatas y parásitos.
  • Eutanasia.

¿Qué no cubre un seguro de mascotas?

Antes de elegir un seguro de mascotas, infórmate bien de lo que no cubre. Cada aseguradora es diferente, por lo que es recomendable que compares diversas pólizas. A continuación, explicamos algunas de las cosas que no suelen cubrir:

Problemas de salud previos

La mayoría de las compañías aseguradoras (desafortunadamente) no cubren problemas de salud previos. Además, si aparece algo entre el momento de hacer el primer pago y la fecha de comienzo del seguro, tampoco estará cubierto.

Muy pocas aseguradoras ofrecen cobertura para perros y gatos con problemas de salud previos. Parece que AKC, por ejemplo, es la única compañía que ofrece este tipo de póliza en los EE. UU. Pero, incluso en este caso, solo transcurridos 12 meses. 

Tratamientos contra el cáncer (a veces)

Según los datos de la Asociación Médica Veterinaria Estadounidense, alrededor del 50 % de los perros mayores de 10 años padecerá algún tipo de cáncer. Pero algunas aseguradoras no incluyen el tratamiento contra el cáncer en sus coberturas. Lee atentamente la letra pequeña de tu póliza para saber si cubre los tratamientos para esta enfermedad. Así evitarás posibles sorpresas desagradables.

¿Mi perro está enfermo? Descubre los síntomas de enfermedad en los perros.

Las mascotas de edad avanzada pueden estar excluidas de algunos tipos de cobertura

Algunas aseguradoras no ofrecen seguros para mascotas de edad avanzada, mientras que otras solo ofrecen una cobertura mínima a partir de cierta edad. Puesto que tienen más probabilidades de sufrir problemas de salud, puede que solo puedas contratar una póliza básica para lesiones, pero no para enfermedades y otros problemas.

Además, para complicar aún más las cosas, cada compañía aseguradora tiene una idea diferente de lo que es un perro de edad avanzada.

Algunas aseguradoras ofrecen mejor cobertura para mascotas ancianas que otras, así que lo mejor es que compares distintas opciones. De todos modos, es normal pagar primas más altas con pólizas que ofrecen cobertura a mascotas de edad avanzada. 

Por qué los perros viejos sufren convulsiones, jadeos y temblores

Entierro o incineración

No queremos imaginarlo. Pero la realidad es que hay gastos asociados cuando llega el momento de decir adiós a tu amigo animal. Muchos seguros de mascotas cubren el coste de la eutanasia si ayuda a evitar que nuestros amigos peludos sufran. En cambio, la mayoría de los seguros no cubren los gastos de un entierro o una incineración.

Razas excluidas

Algunas razas de perros están excluidas de los seguros o tienen una prima más elevada. El motivo es que tienen más posibilidades de sufrir un problema de salud genético, como es el caso de los problemas respiratorios en el bulldog francés. Los seguros para perros de pura raza suelen ser más caros que los seguros para perros mestizos y los gatos (porque tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades).

Perro saltando sobre el agua

Procedimientos experimentales

Las pólizas de seguro para mascotas no cubren procedimientos experimentales, como pruebas de ADN o clonación. 

Cuidado y aseo

Las aseguradoras tampoco cubren los gastos asociados con los tratamientos de cuidado y aseo, incluso si son vitales para el bienestar de tu mascota.

¿Cuánto cuesta un seguro de mascotas?

El coste de un seguro de mascotas depende de muchos factores:

  • Raza: El coste de los seguros para las mascotas de raza pura es más elevado que el de las mascotas mestizas porque tienen una mayor predisposición a sufrir problemas de salud. Las mascotas de mayor tamaño también suelen tener unas pólizas más altas. 
  • Edad: Siempre es más económico asegurar a mascotas jóvenes porque tienen menores riesgos de sufrir enfermedades. 
  • Ubicación: Los costes de la asistencia veterinaria varían notablemente según el país y la región, por lo que es natural que afecten a las primas de los seguros. Por ejemplo, es probable que pagues una prima más alta en Madrid que en Oviedo.

El coste total también depende de la cantidad de cobertura que elijas, la cual incluye estos factores:

  • Cantidad de reembolso: Es la cantidad que las aseguradoras reembolsan del importe de tus facturas veterinarias. El reembolso suele ser de entre un 70 y un 100 %. Cuanto mayor sea el porcentaje de reembolso, mayores serán tus costes mensuales.
  • Franquicia anual: La cantidad que pagas al año antes de que tu seguro te reembolse. Cuanto mayor sea la franquicia, menores son las probabilidades de que cubran tus gastos. Las franquicias van desde 50 hasta 1000 € y los seguros con mayores franquicias tienen un menor coste.
  • Límite de cobertura anual: Se trata de la cantidad máxima anual que cubrirá tu plan de seguros. Por ejemplo, si la cobertura anual es de 3000 € y los costes del cuidado veterinario de tu mascota ascienden a 5000 € al año, solo te reembolsará 3000 €. Cuanto mayor sea el límite de cobertura anual, más elevado será el coste del seguro. Los límites de reembolso son muy diferentes. Algunas aseguradoras tienen un límite de 3000 €, mientras que otras ofrecen hasta 25 000 €. Incluso hay compañías aseguradoras que tienen límites de cobertura anual ilimitados. 

El coste medio de un seguro de mascotas en diversos países

La prima mensual de un seguro de mascotas variará dependiendo de los factores mencionados anteriormente. No obstante, esto es lo que te puedes esperar pagar por el seguro de tu perro o de tu gato.

El coste de un seguro para perros

  • Estados Unidos: 47 $/mes
  • España: 28 €/mes
  • México: 40 $ /mes

El coste de un seguro para gatos

  • EE. UU.: 29 $ /mes
  • España: 20 € /mes
  • México: 18 $ /mes
Gato sentado en la hierba

Opciones para tu seguro de mascotas

Existen diferentes tipos de cobertura y la prima se verá afectada directamente por el tipo de seguro que elijas.

Seguro por accidente

Este tipo de póliza solo cubre los gastos relacionados con accidentes. Si, por ejemplo, un coche atropella a tu perro, otro perro ataca a tu mascota o tu amigo perruno come algo tóxico, estás cubierto. Los seguros que solo ofrecen cobertura en caso de accidentes tienen un coste mensual menor y te ofrecen cobertura cuando más lo necesitas. A menudo este es el único tipo de cobertura disponible para los perros ancianos. 

Seguro por enfermedad y accidente

Los seguros por enfermedad y accidente cubren una parte importante de los gastos veterinarios de tu mascota. Tu mascota no solo estará cubierta en caso de accidente, sino también si padece enfermedades como diabetes, condiciones genéticas e incluso cáncer.  

Seguro por enfermedad y accidente + bienestar

Este es el plan de seguros más completo. Normalmente la cobertura de bienestar se puede añadir a un plan de seguros por enfermedad y accidente. La cobertura de bienestar incluye tratamientos rutinarios contra pulgas y garrapatas, vacunas y otros cuidados preventivos. Estos seguros son los que tienen unas primas mensuales más elevadas. 

¿Cuánto cuesta ir al veterinario?

Antes de que decidas invertir en un seguro de mascotas, es importante saber cuánto cuestan los cuidados veterinarios. Recuerda que los precios pueden variar notablemente en función del lugar en el que vivas, el tipo de cuidado que necesites y el veterinario que visites.

Estos son algunos de los costes medios de la atención veterinaria en diversos países del mundo:

  • Estados Unidos: Un examen físico anual para un perro o un gato cuesta entre 50 y 300 $, dependiendo de si necesita alguna vacuna o prueba adicional. Los costes de cuidados veterinarios en caso de accidente pueden oscilar entre 800 y 1500 $.
  • España: Los exámenes rutinarios en España pueden costar entre 30 y 100 €, a lo que hay que añadir el coste de vacunas y medicamentos, como tratamientos para prevenir las pulgas y las garrapatas. Los cuidados veterinarios de emergencia pueden variar enormemente y suelen rondar mínimo los 150 €. Pero puedes gastar € 1000 o mucho más, en función de lo grave que sea el problema. 2
  • México: Una visita rutinaria al veterinario en México cuesta entre 150 y 600 pesos. Y, por supuesto, habrá costes adicionales en caso de que necesite vacunas, pruebas o radiografías.   

Recuerda: es mejor prevenir que curar

¿Sabes que poniendo un localizador GPS en el collar de tu mascota puedes reducir los riesgos de accidente, además de saber dónde está en cada momento? Los localizadores GPS para perros y gatos de Tractive también cuentan con la función de seguimiento de actividad, así que podrás medir los niveles de actividad de tu mascota.

Chica abrazando a un gato
Prevenir es mejor que curar: pon un localizador GPS en el collar de tu mascota puedes reducir los riesgos.

¿Merece la pena un seguro de mascotas?

Los seguros de mascotas pueden merecer la pena algunas veces, pero depende de la persona, la cobertura disponible y los costes veterinarios del lugar dónde vivas. 

Si vives en una gran ciudad, donde los costes veterinarios son muy altos, un seguro de mascotas te dará la tranquilidad de saber que tu mascota recibirá asistencia médica si lo necesita. Sin embargo, si vives en un área con un coste de vida menor, es posible que la asistencia veterinaria sea más asequible, por lo que una póliza de seguro no sería tan necesaria. 

También es importante recordar que a pesar de que muchos planes de seguros reembolsan un amplio porcentaje de los gastos veterinarios, primero debes pagar la factura. Esto quiere decir que, incluso si tienes una excelente póliza de seguro para tu mascota, primero deberás pagarla de tu bolsillo.

En lugar de gastar un dinero al mes en una póliza, puedes ponerlo en una cuenta para el cuidado veterinario de tu mejor amigo animal. De este modo, tendrás un colchón financiero a tu disposición en caso de que lo necesites. No obstante, si eres capaz de encontrar un seguro de mascotas al que tu veterinario pueda enviarle las facturas directamente, también es buena opción.

Antes de contratar un seguro, infórmate acerca de cuáles son los costes veterinarios en tu zona. ¿Puedes permitirte pagar la mayoría de los gastos veterinarios de tu bolsillo? A continuación, piensa en las debilidades de tu mascota. ¿Su raza está asociada a determinados problema de salud? Y, por último, piensa en tu presupuesto. ¿Cuánto estás dispuesto a pagar y cuánto puedes pagar al mes?

Seguro que ahora sabes cual es la mejor manera de proteger a tu amigo de cuatro patas.

Conseguir Tractive GPS

Más artículos interesantes

Más artículos