¿Tu perro no come? Descubre 6 causas habituales y algunas recomendaciones para que vuelva a comer

28. April 2022

Es normal tener miedo cuando tu perro no come o se comporta de forma extraña. Descubre las razones más comunes por las que los perros no comen y algunas recomendaciones para que vuelvan a comer.

Plato con comida para perros y pata del perro sobre el plato

Cuando un perro no come, es normal que un papá o una mamá perruna como tú se preocupe. Saber las razones por las que un perro no come puede ayudarte. Y puesto que si no actúas con rapidez la vida de tu perro puede correr peligro, en este artículo compartimos 6 causas habituales por las que un perro no come, así como lo que puedes hacer. Y cuando tu perro vuelva a comer con normalidad, lee nuestra guía para darle verduras a tu perro.

Causas más comunes por las que un perro no come

  1. Estrés
  2. Lesiones y dolor
  3. Tratamiento médico
  4. Enfermedades
  5. Envejecimiento
  6. Dieta

La pérdida de apetito temporal en los perros no es grave. Al igual que nosotros los humanos, podrían perder el apetito esporádicamente debido a la falta de ejercicio o cambios meteorológicos. Pero si tu perro no come durante más de dos días, es mejor que te pongas en contacto con tu veterinario de inmediato.

Si tu perro no bebe agua, o si bebe demasiada agua, también es muy probable que tenga un problema de salud grave. Estas son algunas razones serias de la pérdida de apetito en los perros:

1. Estrés

Al igual que los seres humanos, los perros pueden sufrir estrés a causa de cambios en el entorno, y esto puede hacer que dejen de comer. Un lugar nuevo, una persona o un animal de cuatro patas que viene a vivir a tu hogar, así como otros cambios en su rutina, pueden provocar que tu perro esté nervioso y estresado. Como consecuencia, su apetito va disminuyendo hasta que se vuelve a sentir relajado. La ansiedad por separación y el miedo son otras de las causas por las que un perro podría no comer.

Qué puedes hacer: averigua lo que está provocando que tu perro tenga estrés o miedo e intenta evitar estos desencadenantes. Si no es posible, trata de calmarlo mientras juegas y le das muestras de afecto. Haz que el entorno de tu perro se mantenga normal y evita los cambios. Ten en cuenta que incluso cambiar el comedero de lugar puede provocar estrés o confusión en los perros más ancianos.

2. Lesiones y dolor

Si tu perro no come esto podría indicar que tiene algún dolor. Las lesiones y el dolor a menudo afectan al apetito de un can, en particular el dolor dental. Los perros pueden no querer comer porque haya algo en su boca que les duela especialmente. Es bueno que compruebes si tu perro tiene úlceras en la boca, dientes rotos o astillados, tumores orales, etc.

Tu perro podría padecer alguna de las siguientes enfermedades, lesiones o dolencias:

  • problemas en los dientes, la lengua o las encías.
  • parásitos.
  • huesos rotos.
  • envenenamiento.
  • alergias.
  • depresión.
  • tumores.
  • infecciones.
  • problemas en los órganos.
  • enfermedades autoinmunes o neurológicas.

Qué puedes hacer: ponte en contacto con tu veterinario de inmediato si crees que tu perro está enfermo, herido o con algún dolor en particular.

3. Tratamiento médico

Si tu perro acaba de ser operado y le han anestesiado, esto podría también conllevar la pérdida de apetito. Se trata de una reacción normal, pero si tu amigo perruno no come después de dos días, te recomendamos que lo lleves al veterinario. Las vacunas también pueden causar la pérdida temporal del apetito en los perros.

Qué puedes hacer: observa el comportamiento de tu perro y sus hábitos alimenticios mientras se está recuperando o tomando medicación. Si no vuelve a comer con normalidad después de unos días, llévalo al veterinario.

4. Enfermedades

Perro joven marrón sin apetito, el perro no come

Cuando un perro no come esto suele indicar que está enfermo. Las infecciones bacterianas, virales o del tracto urinario; la insuficiencia renal; el cáncer y otras enfermedades pueden hacer que tu perro se vuelva más delicado con la comida, provocando la pérdida de apetito.

Qué puedes hacer: aunque perder el apetito no indica necesariamente que haya una enfermedad grave, lleva tu perro al veterinario si crees que está enfermo o se comporta de forma extraña.

5. Envejecimiento

Si tu perro está ya haciéndose mayor puede que notes un cambio en sus hábitos alimenticios. Un perro anciano normalmente hace menos ejercicio y por tanto gasta menos energía. Como consecuencia, puede que necesite comer menos que cuando era más joven. También puede volverse aún más exquisito con la comida.

Qué puedes hacer: compra una comida para perros que sea adecuada para su edad y los cambios que esté experimentando, ayudándole así con los problemas de apetito. Infórmate también acerca de los síntomas de la demencia en los perros, una enfermedad que puede causar la pérdida de apetito en los perros ancianos.

6. Dieta

¿Has cambiado la marca de comida de tu perro recientemente? ¿Llevas dándole a tu perro la misma comida durante años y ya está cansado? ¿Tú o tu familia le dais demasiadas golosinas o restos de comida? Cualquiera de estos factores podría ser el motivo por el que tu perro no come.

Qué puedes hacer:

  • Cambia o compra comida para perros de mayor calidad.
  • Asegúrate de que la comida que le estás dando a tu amigo de cuatro patas no se ha echado a perder o está caducada.
  • Comprueba que la comida está a una temperatura correcta para tu mascota.
  • Intenta que lleve una dieta variada, para que le sea más interesante.
  • No alimentes a tu perro solo con restos de comida.
  • Dale golosinas solo como recompensa.

Consejos para que tu perro coma

Queremos asegurarnos de que tu perro nunca deje de comer (¡y sí, sabemos que puede ser muy preocupante!). Sigue estas recomendaciones para ayudar a que tu perro coma con normalidad:

  • Pasea a diario con tu amigo canino y controla su nivel de actividad.
  • Juega con tu mascota y dale cariño.
  • Invierte en un adiestramiento apropiado para tu perro.
  • Ten paciencia y ayuda a tu can si no come (en lugar de enfadarte).
  • Alimenta a tu perro siempre a la misma hora.
  • Intenta que lleve una dieta equilibrada, saludable y consistente (siempre siguiendo las recomendaciones de tu veterinario).
  • Dale golosinas solo como recompensa.
  • Mantén limpios el comedero y bebedero.

Conclusión

Las recomendaciones para un perro que no come dependerán de la causa que tu veterinario identifique. Si tu perro no come debido a una enfermedad, el veterinario podría prescribir una dieta especial según sus necesidades nutricionales. Entender el motivo por el que tu perro no come te ayudará a determinar el tratamiento más adecuado. Tanto si la falta de apetito en tu perro se debe a un problema de comportamiento, a una enfermedad o dolencia, siempre es recomendable consultar con un experto.


¿Te ha gustado el artículo? Suscríbete ya a la newsletter de Tractive para recibir más información sobre salud, nutrición y comportamiento de los perros.

Comprar localizadores para perros

Más artículos interesantes

Más artículos