Verduras para perros: ¿cuáles son buenas?

13. January 2022

¡Una dieta saludable para perros también incluye verduras! Descubre qué verduras pueden comer los perros y cuáles se deben evitar.

Perro blanco y marrón con una zanahoria en la boca.

Las verduras son una parte importante de las dietas para las personas y nuestros amigos caninos. Pero algunas verduras y otros alimentos comunes pueden ser tóxicos para los perros. Por ello, es importante informarse acerca de qué verduras pueden comer los perros antes de alimentar a tu mascota.

En este artículo te enseñaremos cuáles son las verduras recomendadas que puedes incluir en la dieta de tu amigo perruno y qué verduras son peligrosas para los perros. ¡Se acabó el preguntarte qué verduras son y no son buenas para los perros!

¿Es bueno alimentar a mi amigo de cuatro patas con verduras?

Sí, por supuesto. Los perros han comido verduras desde hace mucho tiempo. Antes de que se vendiera comida para perros en las tiendas, la dieta de los canes era muy parecida a la de sus compañeros de dos «patas». Durante muchos años, los perros sobrevivieron cazando y hurgando, es decir, comiendo los restos de comida de los seres humanos con los que vivían.  Por ello, los perros pueden digerir el almidón de alimentos como el arroz y las patatas muy bien ¹.

La fibra, las vitaminas y los hidratos de carbono que se encuentran en las verduras son una parte importante de una dieta saludable para un perro. Sin embargo, hay verduras que no son recomendables para los perros porque pueden ser tóxicas, venenosas o provocar una digestión difícil. Es decir, ¡pueden hacer que tu perro enferme!

Verduras para perros: ¿qué debo tener en cuenta?

Existen opiniones muy diversas acerca de lo que puedes y no puedes dar de comer a tu amigo peludo. Además, cada perro tiene sus propios gustos y preferencias. Nosotros recomendamos a nuestros cariñosos papás y mamás perrunos que solo alimenten a sus mascotas con alimentos que no provoquen efectos secundarios desagradables. Si crees que un determinado alimento está provocando que tu perro tenga gases u otros síntomas desagradables, consulta a tu veterinario.

Además, puedes seguir las siguientes recomendaciones sobre qué hacer y no hacer cuando alimentas a tu perro con verduras:

Qué hacer

Haz que las verduras sean el componente principal de la comida.

 Añade siempre una fuente de grasa al puré de verduras (como aceite, yogur o huevos), de modo que tu perro pueda absorber nutrientes solubles en grasas, como vitaminas E, D, K y A.

Compra productos orgánicas y locales cuando sea posible.

Utiliza verduras maduras o incluso muy maduras.

Intenta que la alimentación de tu perro sea variada.

Qué no hacer 

 No dejes que tu perro se coma el hueso o la semilla de ninguna fruta o verdura, ya que pueden ser tóxicos.

 No alimentes a tu perro con patatas, brócoli u otras verduras duras sin cocinar.

¿Cómo puedes darle las verduras a tu perro?

Las verduras para perros siempre deben estar trituradas y, si es posible, ligeramente cocinadas. Esta es la mejor manera para que los perros absorban sus nutrientes y vitaminas. Si tu perro está sano, puedes alimentarlo con frutas y verduras crudas, pero asegúrate de leer las siguientes recomendaciones para evitar darle ciertos alimentos que los perros nunca deben comer crudos.

Alimenta a tu perro con verduras en puré o ligeramente cocinadas.

¿Qué verduras son apropiadas para los perros?

Las siguientes verduras están recomendadas para los perros, por lo que puedes incluirlas en sus dietas. Las mejores verduras para perros son:

Brócoli

El brócoli es delicioso (¡sí, lo sabemos!) y puede aumentar la inmunidad de tu perro. Hierve y tritúralo y alimenta a tu perro con pequeñas cantidades. Intenta combinarlo siempre con alimentos ricos en calcio, como yogur o queso cottage. Así conseguirás que tu can absorba todos los excelentes nutrientes del brócoli.

Solo una precaución: las cabezas florales (la parte de arriba que les encanta a los seres humanos) contiene una sustancia que puede ser peligrosa para los perros. Por este motivo, solo debes servir a tu perro el tallo cocinado del brócoli, y con moderación.

Coles de Bruselas

Otra verdura segura para los perros son las coles de Bruselas. Contienen vitaminas C y A, manganeso y fibra. No des demasiadas coles de Bruselas a tu perro, ya que pueden provocar gases. En otras palabras: pedos malolientes y barrigas incómodas. Nadie disfrutará.

Zanahorias

Las zanahorias son una verdura muy indicada para los perros, y pueden comerla cruda, rayada, hervida o cocinada al vapor. Aportarán a tu perro una gran cantidad de betacaroteno, un componente que tiene un efecto positivo en la vista, la piel y el pelo. Además, las zanahorias pueden ayudar a tu amigo de cuatro patas a tener unos dientes limpios y un buen aliento. También tienen un alto contenido en fibras y vitamina A.

Apio

El apio es un alimento seguro para los perros: es bajo en calorías y contiene vitaminas A, B y C, además de fósforo. Algunos de los nutrientes del apio incluso pueden tener un efecto positivo en el corazón y combatir el cáncer. Al igual que las zanahorias, el apio puede ayudar a refrescar el aliento de tu perro.

Pepino 

El pepino es el aperitivo ideal para ayudar a los perros a perder peso o estar en forma. Esta verdura no tiene prácticamente ninguna grasa ni carbohidrato, y contiene vitaminas C, K y B1, además de potasio, magnesio, biotina y cobre.

Judías verdes

Las judías verdes en cualquier forma (crudas, en lata, cocidas al vapor o troceadas) son un alimento excelente para la dieta de tu perro. Asegúrate de que tu perro come judías verdes sin condimentar: ni sal, ni especias ni nada extravagante. Las judías verdes son bajas en calorías, pero contienen una gran cantidad de nutrientes, minerales y fibras. En resumen: son una recompensa super nutritiva para tu amigo de cuatro patas.

Guisantes

Los guisantes, como las vainas de guisantes o el tirabeque, son seguros para la alimentación de nuestros canes. Son ricos en vitaminas y minerales, además de contener proteína y fibra, lo que lo convierten en un alimento ideal para la dieta de tu perro.

Montón de patatas en un fondo blanco - ¿qué verduras son buenas para los perros?

Patatas

Las patatas hervidas aportan a tu compañero de cuatro patas fibra, vitaminas y minerales, y además son fáciles de digerir.

Calabaza

La calabaza, además de ser rica en fibra, puede ayudar a tratar la diarrea en los perros y el estreñimiento. Puedes darle calabaza cocinada a tu perro, ya sea troceada o en puré, sin condimentar.

Batata

Dulce y deliciosa, la batata es un premio seguro que a tu perro le encantará. Asegúrate de cocinarla antes de alimentar a tu perro con esta verdura. Con un alto contenido en fibra, la inclusión de la batata en la dieta de tu perro ayudará a que tenga un sistema digestivo sano.

Ahora que conoces las verduras que son buenas para los perros, veamos cuáles son aquellas que debes evitar. Y descubre nuestras recetas de comida para perros con verduras para mantener a tu can sano y en forma.

¿Qué verduras NO son seguras para los perros?

Nunca debes alimentar a tu perro con las siguientes frutas y verduras porque pueden ser perjudiciales para su salud:

Cebolla y ajo: podrían destruir los glóbulos rojos de tu perro.

Aguacate: puede provocar problemas respiratorios, vómitos y diarrea en los perros.

Berenjena: es mejor evitarla si tu perro sufre alergias o inflamación.

Patatas crudas: contienen solanina, un componente tóxico para los perros.

Tomates: podrían dañar el sistema nervioso, los riñones o el tracto digestivo.

Uvas: pueden provocar lesiones en los riñones.

Ruibarbo: podría causar daños en el sistema nervioso, los riñones o el tracto digestivo.

Caqui: puede provocar diarrea y fiebre.

Bueno, ahora ya sabes qué verduras son y no son buenas para los perros. Sigue estas recomendaciones para incluir las verduras en la dieta equilibrada de tu amigo peludo. También te puede interesar saber cuánto y con qué frecuencia alimentar a tu perro.

¿Cómo puedo cuidar de mi mejor amigo animal?

Sabemos que para ti es importante mantener a tu amigo peludo seguro, sano y en forma. Este es el motivo por el que creamos el localizador GPS para perros con dispositivo de seguimiento de actividad. Este dispositivo pequeño y de peso ligero garantiza que tu perro esté siempre seguro. Solo necesitas poner el GPS en su collar o arnés ¡y voila! Puedes rastrear la ubicación y los movimientos de tu perro en tiempo real, los 365 días del año y sin importar cómo de cerca o lejos esté.

Descubre Tractive GPS


¿Te gusta el artículo? ¡Compártelo con otra persona para que más perros tengan una dieta sana y nutritiva!

No pierdas nunca a tu perro

Más artículos interesantes

Más artículos