Demencia senil en perros: síntomas, tratamiento y mucho más

4. diciembre 2020

La demencia en perros puede ser todo un desafío, pero conocer bien sus síntomas, signos y opciones de tratamiento puede ayudar. Descubre aquí más consejos e información.

Demencia senil en perros

¿Tu perro se ha empezado a comportar de forma extraña? ¿Le cuesta recordar sus rutinas? ¿Se muestra desorientado o confuso? Puede que quizás tenga demencia canina (u otro síntoma del envejecimiento). ¿Qué es la demencia senil en perros? ¿Cómo afecta a nuestros perrhijos? ¿Qué podemos hacer para la prevención, tratamiento y cuidado de perros con demencia? Aquí encontrarás las preguntas y respuestas más frecuentes sobre la demencia en perros.

¿Qué es la demencia senil en perros?

La demencia senil en perros, también conocida como el Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC), es un trastorno cognitivo en los perros asociado a unas consecuencias similares a las del Alzheimer en los humanos. Es una enfermedad relacionada con el envejecimiento del cerebro del perro, lo que conlleva cambios en su comportamiento y afecta principalmente a la memoria, el aprendizaje y la comprensión. La sintomatología de la demencia se da en el 50% de los perros de más de 11 años.

Se calcula que el 68 % de los perros padecerán demencia antes de los 15 años¹.

¿Cuáles son los síntomas de la demencia senil en perros?

Existen múltiples síntomas de la demencia canina, que pueden variar de leves a más graves a medida que la enfermedad avanza. Los síntomas iniciales de la demencia senil en perros suelen ser leves, pero con el tiempo van empeorando. A continuación enumeramos algunos de los síntomas más comunes de demencia en perros:

  • Desorientación y confusión: se pierde o se desorienta en lugares conocidos
  • Ansiedad
  • No recuerda rutinas, entrenamiento o reglas del hogar aprendidas anteriormente
  • Ya no responde a su nombre o a órdenes conocidas
  • Alta irritabilidad
  • Menos ganas de jugar
  • Deambula sin objetivo
  • Mirada perdida a la pared o ensimismamiento
  • Tarda más en aprender nuevas tareas
  • Falta de acicalado
  • Pérdida del apetito
  • Cambios en el ciclo de sueño, como deambular por la casa de noche o dormir durante el día.

Los signos tempranos de la demencia canina son difíciles de detectar. Suelen confundirse con un «solo se está haciendo viejo». Sin embargo, la detección temprana es muy importante y todos los dueños de perros tendrían que estar atentos a comportamientos similares a los síntomas mencionados anteriormente.

Demencia senil en perros

¿Cómo se diagnostica la demencia en perros?

Si tu perro muestra alguno de los síntomas mencionados, ten en cuenta que esto no significa que tenga necesariamente demencia senil. Es más, podrían ser signos de otra posible enfermedad. La demencia senil canina tiene que diagnosticarla un profesional, y actualmente se hace descartando otras posibles enfermedades. Si sospechas que tu perro pueda tener demencia, es importante que consultes con tu veterinario, quien podrá llevar a cabo las pruebas pertinentes para descartar cualquier otra enfermedad, o hacer una Imagen por resonancia magnética (IRM) para el diagnóstico final.

Lo mejor sería que tu perro acuda al veterinario para sus revisiones con regularidad, para que así los síntomas de demencia se puedan detectar de forma temprana.

¿Qué causa la demencia senil en perros? 

Actualmente se desconoce la causa exacta de la demencia en perros. Sin embargo, lo que suele ocasionarla es el hecho de que los cambios físicos y químicos que se dan en el envejecimiento afectan al funcionamiento cerebral. Pero el deterioro cognitivo asociado a la edad no es la única enfermedad que causa la demencia canina. Factores genéticos u otras afecciones como los tumores cerebrales y el traumatismo cerebral pueden predisponer al desarrollo de la demencia canina.

¿Puede prevenirse la demencia canina?

Dado que se desconoce la causa exacta, es difícil saber exactamente cómo se puede prevenir la demencia en perros. Sin embargo, mantener a tu perro activo tanto mental como físicamente puede ayudar a prevenir la demencia. Recomendamos lo siguiente para ayudar a que tu perro mantenga una mente sana y en forma:

  • Enséñale nuevos trucos
  • Jugad juntos
  • Haz que siga una dieta equilibrada, con alimentos integrales
  • Considera introducir suplementos para la salud cerebral
  • Asegúrate de que hace ejercicio con regularidad
  • Permita que tenga nuevas experiencias y que socialice
  • Evita que se enfrente a situaciones de estrés
  • Evita su exposición a toxinas

Se ha demostrado que el ejercicio físico moderado y la estimulación mental con juguetes interactivos pueden ayudar a mantener la salud mental de tu perro.

Además se recomienda que los perros más viejos acudan a una revisión veterinaria cada 6 meses.

¿Existe una cura para la demencia en perros?

Actualmente no se conoce ninguna cura para la demencia senil en perros. Esta enfermedad conlleva el deterioro físico del cerebro y por tanto no hay ninguna medida correctiva que pueda regenerar esos tejidos. Sin embargo, ya se están realizando investigaciones sobre este tema con posibles curas relacionadas con la terapia de células madre, así como productos farmacéuticos.

¿Cuál es el tratamiento de la demencia senil canina?

Si bien no hay una cura todavía para la demencia en perros, existen distintas opciones para tratar la enfermedad. Los tratamientos incluyen la prescripción de medicamentos, cambios en la dieta, mejora en el estilo de vida, suplementos o cirugía. Recomendamos que consultes con tu veterinario primero para decidir qué opciones de tratamiento se ajustan mejor a tu mascota y a ti.

¿Qué tengo que hacer si creo que mi perro puede tener demencia?

Si crees que tu perro muestra alguno de los signos de demencia descritos anteriormente, tienes que hacerle una visita a tu veterinario cuanto antes para una revisión. Tu veterinario revisará el historial de tu perro contigo y explorará físicamente a tu can para evaluar su estado de salud general, así como sus funciones cognitivas. Puede que el veterinario te recomiende algunas pruebas diagnósticas, tales como análisis de sangre, radiografías o rayos X, para ver si existen otros problemas de salud. Si tu veterinario le diagnostica demencia a tu perro, podréis entonces discutir juntos las opciones que tenéis.

Demencia senil en perros

¿Cómo puedo cuidar de mi perro con demencia?

En lo que se refiere al cuidado de perros con demencia, puede que quieras revisar su necesidades en cuanto al hogar, alrededores y estilo de vida. Te damos algunas sugerencias para ayudar a tu perro a lidiar con su demencia:

  1. Organiza actividades durante el día y busca oportunidades para el juego.
  2. Fomenta las oportunidades de socializar de forma estructurada.
  3. Aumenta su exposición al sol para ayudarle a regular su ciclo del sueño..
  4. Sigue dando paseos con tu can, no reduzcas su actividad física. Si no puede pasear, puedes usar un cochecito o carretilla.
  5. Revisa la seguridad de tu casa como lo harías si tuvieras un nuevo cachorro o un bebé.
  6. Define rutinas de alimentación, bebida y paseos.
  7. Si es necesario, usa pañales, ropa de cama, compresas o muebles impermeables.
  8. Intenta darle comida recomendada para perros mayores o adoptar una dieta basada en comida integral y ecológica.
  9. Añade suplementos a la dieta de tu can, pero solo bajo la supervisión de tu veterinario.
  10. Investiga sobre otros posibles tratamientos alternativos o tradicionales.
  11. Evita cambiar o mover mucho tus muebles. Intenta que la casa de tu perro y su entorno permanezcan reconocibles y familiares.
  12. Aprende a reconocer el límite de tu perro cuando introduzcas nuevos juguetes o comida, o cuando conozca a nuevas personas u animales.
  13. Haz que tus órdenes sean cortas, simples y comprensivas.
  14. Dale mucho amor.
  15. Rastrea a tu amigo de 4 patas con un localizador GPS especialmente diseñado para perros.

Si incorporas alguno de estos consejos a tu vida en el cuidado de tu perro con demencia, puede que consigas ralentizar o incluso parar el desarrollo de la enfermedad.

¿Cuáles son las perspectivas de futuro para perros con demencia?

Sabemos que al fin y al cabo el proceso de envejecimiento de los perros es inevitable, y la mayoría de nuestras mascotas tendrán que enfrentarse a problemas de salud en sus últimos días. Si bien esto puede ser algo muy doloroso de presenciar para los dueños, hay algunas medidas que se pueden tomar para hacer que la situación sea lo más cómoda y segura para tu can. Por ejemplo, invertir en un localizador GPS para perros hará que puedas encontrar a tu perrhijo si se escapa debido a la confusión o al miedo. Lo más importante que puedes hacer es permanecer fuerte junto a tu querida mascota, y prepararte para cualquier situación relacionada con la demencia en perros.

No pierdas nunca a tu perro

Más artículos interesantes

Más artículos