Tos en perros: causas comunes, síntomas y tratamiento

14. November 2022

Si un perro tose o tiene arcadas, puede ser indicio de una simple irritación de garganta o de una enfermedad seria. Te contamos los motivos por los que los perros tosen o tienen arcadas y cómo ayudarles.

brown and white collie dog laying on a black table, veterinarian with stethoscope checking him

La tos es un proceso natural que ayuda a eliminar agentes irritantes naturales como el polvo, el polen o la mucosidad de las vías respiratorias. Que tu perro tosa de vez en cuando no es motivo de preocupación. Sin embargo, si tose demasiado, puede ser un síntoma de enfermedad en los perros, como una enfermedad cardíaca, una infección o una obstrucción respiratoria, y algunas de estas dolencias pueden ser mortales. Continúa leyendo el artículo para conocer los diferentes tipos de toses en perros y saber qué hacer para cuidar a tu amigo peludo.

¿Por qué tosen los perros?

La tos es la reacción del cuerpo a un agente irritante en las vías respiratorias. Cuando tu mascota explora el mundo con la nariz y la boca, se encuentra con gérmenes, suciedad, bichos diminutos, trozos de hierba y otras partículas. Si inhala alguna de estas partículas, tu perro puede toser para expulsarlas. No parece para tanto, ¿verdad?

Si, en cambio, tose con frecuencia, mientras duerme o si en cuanto empieza no puede parar, es recomendable llevarlo al veterinario. Además, si la tos va acompañada de cambios en la respiración, podría ser sinónimo de algo más serio.

Embalaje del GPS

Vigila a tu perro en todo momento

Asegúrate de que tu perro se mueve y descansa lo suficiente. Vigila si se producen cambios en sus patrones del sueño. Síguele el rastro a tu perro en todo momento.

Comprar localizadores para perros

¿Es una tos o una arcada?

La tos y las arcadas pueden sonar similares, pero no lo son. La tos se produce cuando el perro expulsa aire por la boca y la garganta. Las arcadas son más parecidas a los vómitos, pero no sale nada más que algunas flemas o mucosidades. Estas pueden provocar tos y viceversa, pero ambas se pueden dar por sí solas. Las arcadas suelen ser el resultado de que tu perro engulla grandes trozos de comida seca o trague algo desagradable. Son un proceso natural del organismo para eliminar lo tragado.

¿Qué tipos de tos existen en perros?

Si alguna vez has tenido tos (¿quién no?), seguro que sabes lo molesta o exhausta que puede ser, en especial si te despierta por la noche. Pues tu perrito siente lo mismo. Actúa cuanto antes para ayudarle a recuperarse y evitar así una enfermedad más seria. La salud y el bienestar de tu mascota dependen de ti.

Presta atención al sonido de la tos de tu perro para describírsela a tu veterinario, pues esto le ayudará a determinar el mejor tratamiento. ¿Cuál de las siguientes categorías describe mejor la tos de tu perro?

  • Tos seca, cortante y profunda
  • Tos con arcadas y aguda
  • Húmeda y con flemas
  • Profunda y silbante, como la de un ganso

Cada tipo de tos indica un problema diferente. Graba a tu perro tosiendo y muéstraselo a tu veterinario. Le ayudará a determinar si la tos es sinónimo de un problema grave o si podría ser contagiosa, como la tos de las perreras o la gripe canina.

¿Cuáles son los síntomas de la tos de las perreras?

La tos de las perreras hace que tu perro produzca una tos profunda, seca y con pitidos. El término «tos de las perreras» engloba cualquier inflamación de la tráquea y las vías respiratorias inferiores del perro. La tos de las perreras proviene de varios tipos de bacterias o virus, pero solo produce una enfermedad leve. Si no se trata, puede extenderse a los pulmones y causar problemas más serios, como neumonía o bronquitis crónica.

La tos de las perreras es muy contagiosa y suele propagarse en entornos grupales, como clases de adiestramiento, albergues o parques para perros. Tu veterinario puede prescribirte medicación para aliviar la tos. Mantén a tu perro alejado de otros perros hasta que deje de ser contagioso.

La vacuna Bordetella puede proteger a tu perro de la tos de las perreras. Se puede administrar en forma de inyección o spray nasal. Habla con tu veterinario sobre esta vacuna, en especial si sueles alojar a tu perro en albergues.

perro negro tosiendo y arrodillado en la hierba ladrando

Causas comunes de la tos en perros

Objetos extraños en la garganta

Los perros a veces se tragan cosas que no deberían, o juegan con palos o huesos que pueden astillarse y atascarse en la garganta. La tos es la manera que tiene tu perro de expulsar un objeto extraño. Sin embargo, si está atascado en la garganta, no será capaz de echarlo por su cuenta. Busca pistas a tu alrededor para saber si ha masticado o comido algo hace poco que podría haberse quedado alojado en su garganta. Si sospechas que ese puede ser el caso, ponte en contacto con tu veterinario, pues podría bloquear las vías respiratorias o causar una infección.

A veces, la tos o las arcadas son el resultado de que tu perro haya comido muy rápido y la comida se haya ido por la «tubería equivocada» (la tráquea, que lleva a los pulmones, en lugar del esófago, que lleva al estómago). Vigila de cerca a tu perro después de un incidente como este.

Alérgenos ambientales

El polen, el humo, los hongos y otros alérgenos pueden provocarle tos a tu perro. Si tu perro es alérgico, plantéate la posibilidad de mantenerlo en casa durante la temporada alta de alergias o pídele a tu veterinario que te recete medicación para aliviar los síntomas.

Colapso traqueal

Si tu perro padece un colapso traqueal, su tos puede sonar como el graznido de un ganso. Las razas de perro tamaño toy y los perros obesos tienen un mayor riesgo de desarrollar este problema. El colapso de la tráquea se produce cuando el cartílago que rodea las vías respiratorias se debilita. El tratamiento de esta dolencia incluye la pérdida de peso y medicación para reducir la tos.

Neumonía

Una tos húmeda y con flemas puede ser indicio de una acumulación de líquido en los pulmones. Si el líquido se infecta, tu perro podría desarrollar neumonía. Se trata de una enfermedad seria que necesita atención veterinaria urgente para no poner en riesgo la salud del animal. Una manera de averiguar si tu perro tiene neumonía es vigilar su respiración. Si respira entrecortadamente, incluso hasta cuando duerme, y no tose, podría padecer esta enfermedad.

Enfermedad cardíaca

Si el corazón de tu perro no bombea bien, puede empezar a acumularse líquido alrededor de los pulmones y esto, a su vez, puede provocar tos. Puedes notar que la tos es más frecuente cuando está tumbado. No obstante, las enfermedades cardiacas suelen ser más habituales en perros mayores. No tardes en llamar al veterinario, pues se trata de un problema serio.

Gripe canina

La tos, junto con los estornudos, la secreción nasal, los ojos llorosos, la fiebre y el letargo pueden ser señal de gripe canina. Pídele consejo a tu veterinario para saber cómo cuidar a tu perro y saber qué líquidos o medicamentos le puedes administrar para reducir la fiebre. Es importante que avises a tu veterinario con antelación si vas a llevar a consulta a tu perro con gripe. Lo más probable es que quiera mantener a tu amigo alejado de otros perros para evitar un contagio masivo.

Bronquitis crónica canina

Cuando las pequeñas ramificaciones de las vías respiratorias inferiores de tu perro se inflaman, puede aparecer una tos persistente. Si tu perro tose a diario durante más de dos meses, puede que tenga bronquitis crónica. Esta enfermedad es muy difícil de curar, así que el tratamiento se centra en combatir los síntomas.

La tos en perros también puede ser una de las consecuencias de la enfermedad del parásito del corazón, la cual no debería ser un problema si tu perro toma la medicación de manera regular.

El estornudo inverso, también conocido como respiración paroxística, puede parecer tos, pero no lo es. Durante un episodio de estornudos inversos, el perro inspira el aire en vez de expulsarlo. Estos episodios pueden durar hasta un minuto y ya está. Además, lo más probable es que tu perro actúe como si no hubiese pasado nada. No obstante, si se convierte en algo diario, ponte en contacto con tu veterinario para descartar otras enfermedades.

La parálisis laríngea es otra afección que puede aparecer relacionada con la tos. En la parálisis laríngea, los músculos que rodean la caja de la voz (laringe) se debilitan. Tu perro puede jadear con fuerza y su voz puede cambiar. Ponte en contacto con tu veterinario siempre que notes cambios en la respiración de tu perro.

El cáncer de pulmón puede provocar tos persistente en perros. Sin embargo, el cáncer de pulmón no suele ser la causa de la tos en perros.

¿Qué hago si mi perro tiene tos?

La tos es incómoda para tu perro y se puede hacer duro escucharlo toser sin parar durante días. Además, también puede ser indicio de una enfermedad seria o contagiosa. Hazte un favor a ti y a tu perro y busca atención veterinaria tan pronto como sea posible. La salud de tu mascota es muy valiosa.

En cuanto tu veterinario descubra cuál es la causa de la tos, podrá prescribir el tratamiento adecuado. Además, si tu perro tiene alguna enfermedad subyacente que pueda poner su vida en peligro, empezar el tratamiento cuanto antes puede mejorar su pronóstico.

¿Existen remedios caseros para la tos en perros?

La tos crónica puede irritar la garganta. Te recomendamos el siguiente remedio casero para aliviar la irritación: añade una cucharada de miel a un cuenco de agua hasta tres veces al día.

También puedes colocar un humidificador pequeño al lado de la cama de tu perro para evitar que se le reseque la garganta. Si no tienes uno, deja que tu perro entre en el baño mientras te duchas (pero no en la ducha o en la bañera) para que reciba un poco de terapia de vapor. Cierra la puerta para que el baño se llene de vapor.

Deja que tu perro descanse todo lo que necesite para recuperarse. No le obligues a salir de paseo o a jugar, pues necesita tiempo para recuperarse.

Collie marrón y blanco tumbado en una mesa negra. La veterinaria lo está auscultando.

¿Cuándo debo llevar a mi perro al veterinario?

La mayor parte de casos de tos en perros se pueden tratar. No obstante, es importante hacer un diagnóstico, así que tienes que llevarlo al veterinario. Lleva un vídeo de tu perro tosiendo por si no lo hace durante la cita.

Lleva a tu perro al veterinario si:

  • su tos empeora.
  • tose durante más de 5 días.
  • tiene tos después de hacer ejercicio.
  • tose después de comer o beber.
  • tiene tos incluso mientras descansa.
  • se siente letárgico.
  • tiene fiebre.
  • tiene falta de apetito.
  • experimenta dificultades para respirar.

¿Cómo evitar la tos en perros?

A veces no hay manera de evitar la tos o las arcadas en perros. Sin embargo, puedes tomar algunas precauciones para evitar enfermedades que puedan poner en peligro su vida.

Ponle todas las vacunas pertinentes, incluida la de la tos de las perreras, dale la medicación contra la enfermedad del parásito del corazón y aléjalo de perros enfermos o sin vacunar. Las revisiones veterinarias periódicas pueden ayudar a prevenir y proteger la salud de tu mascota y a detectar enfermedades serias a tiempo.

Además, puedes hacer un seguimiento de los pasos, la actividad y el sueño de tu perro con un localizador GPS para perros.

Si tu veterinario le da un tratamiento para la tos a tu perro, sigue todas las pautas. Dale toda la medicación, incluido el tratamiento de antibióticos si se le han prescrito. El descanso y el sueño son importantes para la salud y recuperación de tu mascota. En nada, tu amigo volverá a estar totalmente recuperado.

Comprar localizadores para perros

Más artículos interesantes

Más artículos