Mi perro no bebe agua: las 5 razones más comunes y soluciones

11. mayo 2021

Descubre por qué tu perro no bebe tanta agua como debería y aprende a evitarlo con nuestros útiles consejos, para que siempre esté bien hidratado y a salvo.

Photo un labrador chiot avec un collier rouge

¿Tu perro no bebe agua, por más que lo intentas? No te preocupes: no estás solo. En la mayoría de casos, los perros beben suficiente agua y estarán bien hidratados sin que tengas que animarlos demasiado, pero hay veces en las que simplemente no tienen sed. Este artículo te ayudará a entender por qué tu perro no bebe agua y a aprender cómo evitarlo.

¿Es el agua importante para tu perro?

Los perros, al igual que los humanos, necesitan beber agua a diario para no correr el riesgo de deshidratarse. Además, este riesgo es incluso más probable que para los humanos, ya que liberan el calor de su cuerpo mucho más lentamente. Los perros tienen varias glándulas sudoríparas en las almohadillas de las patas, pero no las suficientes para enfriar su cuerpo. Es más, la temperatura corporal de un perro se controla principalmente mediante el jadeo.

¿Sabías qué? El agua es por tanto muy importante para los perros, y los dueños perrunos tenemos que darles a nuestros cachorros la suficiente cantidad de agua cada día.

¿Cuánta agua necesita un perro?

Con la siguiente tabla podrás saber cuánta agua debería beber tu perro cada día en función de su tamaño, raza, nivel de actividad y temperatura, y tipo de alimentación:

Infografía cuánta agua necesita un perro

5 razones por las que tu perro no bebe agua

A veces nuestras queridas mascotas rechazan beber agua por los siguientes motivos:

Veamos más detalladamente estos motivos.

1. Inactividad o falta de ejercicio

Si el tiempo está fresco y tu perro está haciendo menos ejercicio de lo normal, entonces es que tu can no tiene tanta sed. Siendo este el motivo, no hay que preocuparse.  Una ligera disminución de su consumo de agua debido a una menor actividad no es motivo de alarma. Sin embargo, consulta con un veterinario si tu perro se niega a beber de forma más prolongada.

Los perros no deben pasar más de un día sin agua.

Ya que el ejercicio físico de forma regular es esencial para la salud de tu querida mascota, puedes informarte de con cuánta frecuencia tienes que pasear a tu perro o empezar a controlar la actividad de tu can con un localizador GPS con Seguimiento de Actividad para perros.

Comprar ahora

2. Lugares desconocidos

Los lugares y olores desconocidos pueden ser la causa de que tu perro no beba. Gracias a su agudo sentido del olfato, los perros saben distinguir entre fuentes de agua conocidas y desconocidas. Sin embargo, si no reconoce el olor del agua, puede que tu perro simplemente no quiera beberla. ¿Estás planeando un viaje a un lugar nuevo? Esto es lo que has de tener en cuenta:

  • Llévate una botella de agua de casa
  • Observa el comportamiento de tu perro a la hora de beber agua
  • No pierdas de vista a tu perro

3. Enfermedades

Algunos problemas de salud pueden hacer que la sed de los perros varíe. En ciertos casos, enfermedades renales u otras como la diabetes pueden hacer que las ganas de beber agua disminuyan por completo.

Las infecciones de vejiga o del tracto urinario también pueden provocar una disminución de la sed.

Por tanto, si crees que tu perro podría no estar bebiendo agua debido a una enfermedad, ponte en contacto con el veterinario inmediatamente. Sería una buena idea anotar el comportamiento de tu perro a la hora de beber para ayudar al veterinario a averiguar el origen del problema.

4. Envejecimiento

Por una parte, los perros de edad avanzada también beben menos agua. Puede que sea porque llegar al agua requiera demasiado esfuerzo, o que la sensación de sed esté disminuyendo a la par que su apetito.

Los perros mayores hacen menos ejercicio y por tanto puede que no tengan tanta sed como los más jóvenes.

Sin embargo, por otra parte los perros más mayores necesitan mantener unos niveles de hidratación adecuados, por lo que si beber se está convirtiendo en un problema, cambiar a una alimentación más húmeda podría ayudar. Como siempre, consulta con tu veterinario antes de cambiar la comida de tu can.

perro marrón bebiendo de un cuenco de agua

5. Miedo y experiencias negativas

Los perros aprenden por asociación. Si experimentan miedo o dolor, suelen asociar esos sentimientos negativos con las circunstancias en las que los experimentaron por primera vez. Es decir, que si tu perro ha tenido una mala experiencia al beber del cuenco de agua, o por ejemplo alguien le pisó accidentalmente la cola o la pata, puede que asocie esos recuerdos negativos con la acción de beber. Pero para quitarle el miedo, puedes intentar utilizar un nuevo cuenco de agua o ponerlo en un lugar diferente.

Si mi perro no bebe agua, ¿puede beber leche?

Cuando son unos cachorros, muchos animales producen la enzima de la lactasa, responsable de descomponer la lactosa. En general, tras la lactancia, muchos perros pierden esta enzima y ya no son capaces de metabolizar la lactosa.

¿Sabías qué? Por eso es importante dejar de darle leche a tu perro tan pronto como deje de ser un cachorrito.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa:

  • Dolor de estómago
  • Malestar general
  • Diarrea
  • Flatulencias

Los productos fermentados (como el queso duro, el yogur o el suero de mantequilla) contienen una menor cantidad de lactosa. Por ello son menos perjudiciales.

En el proceso de fermentación se añaden a la leche varios suplementos, como bacterias, que convierten la lactosa en una sustancia más digerible.

Algunos perros toleran mejor la leche que otros. Esto incluye sobre todo a los perros guardianes de ganado, ya que los productos lácteos solían ser los únicos disponibles. Por tanto, en caso de que quieras darle a tu perro leche además de agua (y no en sustitución), asegúrate de elegir una leche sin lactosa.

Cómo hacer que tu perro beba agua

Es necesario que los perros beban agua regularmente. De lo contrario podrían deshidratarse. Si tu perro no bebe tanta agua como antes, hay algunas cosas que puedes hacer para conseguir que beba más agua:

  • Cambia la posición del cuenco: a veces el simple hecho de cambiar la posición del cuenco de agua puede funcionar.
  • Mezcla la comida: otra solución es mezclar la comida húmeda para perros con agua. Aunque el perro no beba del cuenco, puede que sí le guste tomar agua si está mezclada con la comida.
  • Limpia el cuenco de agua: también conviene asegurarse de que el cuenco de agua esté limpio. Es algo simple pero que puede funcionar.
  • Contacta con el veterinario: si tu perro sigue sin beber agua, o si padece alguna enfermedad, ponte en contacto con un veterinario lo antes posible. En caso de enfermedad, una hidratación adecuada es importante para el proceso de recuperación, por lo que es esencial que tu mascota reciba ayuda profesional.
  • Cambia el cuenco de agua: intenta evitar los cuencos de agua de metal, quizás a tu perro le asuste el ruido. Es mejor usar un cuenco de cristal.

Información sobre cuánta agua necesita realmente tu perro

Cada perro es diferente, y también lo es su necesidad de agua. Quizás te estés preguntando cuánta agua tendría que beber tu perro cada día para cubrir sus necesidades. Puedes orientarte más sobre la cantidad de agua que realmente necesita tu perro en función de su peso, dieta alimentaria y nivel de actividad:

Más sobre cómo evitar la deshidratación en perros

Además de las recomendaciones anteriores, si quieres más ideas sobre cómo hacer que tu perro beba agua y no se deshidrate, échale un vistazo al video a continuación:

¿Quieres seguir de cerca a tu amigo de 4 patas favorito? Descubre nuestro localizador Tractive GPS con Seguimiento de Actividad para perros y no pierdas nunca de vista a tu querida mascota.

No pierdas nunca a tu perro

Más artículos interesantes

    Más artículos