Elige el recinto exterior para gatos ideal para tu mascota

17. March 2022

Tu gato puede tenerlo todo: un recinto exterior cerrado donde disfrutar de la naturaleza y, al mismo tiempo, estar seguro cerca de ti.

Gato blanco y negro al aire libre delante de una red

¿Hay algún gato al que no le guste tumbarse bajo el sol, ver los pájaros y sentir el viento en sus bigotes? En este artículo compartimos cómo tu gato de interior o exterior puede disfrutar de las vistas, sonidos y olores de la naturaleza al mismo tiempo que lo proteges. ¿Cómo? ¡Con un recinto exterior para gatos!

¿Qué es un recinto exterior para gatos?

Un recinto para gatos es un espacio cerrado al aire libre o «patio» que puedes construir o comprar con el fin de ofrecer un espacio seguro en el exterior a tu amigo gatuno. Los recintos exteriores para gatos son la solución perfecta que hace posible que tu felino pueda estar al aire libre al mismo tiempo que tienes la tranquilidad de saber que está seguro. 

¿Por qué construir un recinto exterior para gatos?

A los gatos les encanta estar al aire libre. Pero las mascotas que pasan tiempo al aire libre tienen un mayor riesgo de sufrir lesiones y enfermedades. Un depredador las puede atacar, se pueden pelear con otra mascota o pueden ser atropelladas por un coche. 

Un recinto permite que tu gato de exterior disfrute del aire libre al mismo tiempo que está protegido de las posibles amenazas del mundo exterior. Además, un gato de interior también puede utilizar un recinto exterior para gatos y enriquecer su vida. 

¿Cuáles son los beneficios de un recinto exterior?

Quizás vives en un apartamento pequeño o no puedes dar paseos vigilados con tu gato de interior. Puede que vivas en un área rural, donde hay depredadores y no quieres preocuparte por si algún animal ataca a tu gato. O simplemente quieres enriquecer la vida de tu gato de interior ofreciéndole un lugar en el que disfrutar del sol y el aire fresco.  ¡Un recinto exterior para gatos es la respuesta! 

Un espacio exterior puede ser el remedio perfecto contra el aburrimiento o el estrés para los gatitos que pasan la mayor parte del tiempo en espacios de interior. Un recinto exterior también es ideal para separar a gatos que no se llevan bien, e incluso puede tener un efecto positivo en su relación ya que les brinda un espacio en el que utilizar la energía acumulada.  

Construir un recinto exterior, en lugar de permitir que tu querido amigo gatuno camine a sus anchas por la calle, no es cruel: estás protegiendo a tu mascota. Y podrás disfrutar de tu amigo o amiga animal durante muchos más años, ya que diversos estudios aseguran que los gatos de interior viven más que los gatos de exterior 1

Sigue siempre el rastro de tu gato

No importa cuánto se aleje: siempre podrás saber dónde está, en tiempo real. Recibe alertas si se aleja demasiado de casa. Descubre dónde ha estado y cuáles son sus lugares favoritos. Deja que otras personas sigan sus pasos.

Descubre los localizadores GPS para gatos

¿Qué tipos de recintos para gatos hay?

Los recintos pueden ser sencillos o muy elaborados. Un recinto exterior para gatos se puede construir en tu balcón, poner en tu ventana o colocar en tu patio. Estos espacios se pueden construir sin gastar dinero, utilizando materiales que tengas a mano. O puedes gastar miles de euros en un recinto para gatos de lujo. La construcción de un recinto para gatos es un proyecto DIY que puedes completar en un fin de semana. ¡O puedes esforzarte y diseñar un palacio con varios pisos para tus gatitos!

Recinto en la ventana

Puedes poner un recinto en las ventanas del primer piso de tu hogar. El recinto de la ventana puede ser pequeño o llegar al suelo. Puedes construir tu propio recinto con madera y alambre o colgar una jaula para perros grande. Asegúrate de que cuenta con el apoyo necesario debajo de la estructura para poder soportar el peso de tu gato sin hundirse. 

La belleza de este tipo de recinto es que solo tienes que abrir la ventana de tu hogar para que tu gato disfrute de su espacio personal al aire libre. Y puede volver a casa cuando quiera.

Recinto en el porche

Cuando piensas en un recinto en el porche, puedes imaginarte un porche con una malla protectora para tu gatito. Lo puedes construir en la plataforma del porche o en el patio, utilizando una superficie sólida en la base. Puede tener cualquier altura. No te olvides de incluir un elemento elevado o árbol para gatos en el que tu amigo gatuno pueda trepar para disfrutar de las vistas.

Recinto en el balcón

Si vives en un apartamento, puedes convertir una parte o la totalidad del balcón en un recinto para tu felino. Si eliges una opción DIY, coloca malla para gallinero en la barandilla del balcón, y luego pon más malla en la parte superior para crear un espacio cerrado. O simplemente coloca una jaula para perros grande y deja que tu gatito disfrute de una siesta larga y reconfortante. 

Asegúrate de que tienes suficiente espacio para disfrutar del balcón junto a tu mascota. Y si el balcón o el espacio se debe utilizar como vía de escape en caso de incendio, deja suficiente espacio para poder salir en caso de una emergencia. 

Recinto portátil

Un recinto portátil es un espacio cerrado independiente, que puedes poner en tu patio o jardín, sin conectar a tu hogar. Lo puedes poner en diversos lugares de tu patio o desarmarlo y llevártelo a otro lugar si te mudas de casa. 

¡No existen límites cuando se trata de un patio de exterior portátil! Puedes elegir una tienda de campaña con mallas protectoras en los lados, un parque de juegos para gatos con malla, un espacio cerrado con valla de alambre o un recinto de madera con varios pisos. 

Los recintos de madera para gatos se pueden comprar online e incluyen todas las herramientas y materiales necesarios para montarlos. También puedes comprar los planos para construir un recinto DIY y adquirir los materiales necesarios para realizar el proyecto. 

Es una buena idea incluir un pasillo con un sistema de entrada de dos puertas, de modo que tu gato no se pueda escapar al entrar o salir del recinto portátil independiente.

Gato marrón jugando con una bola azul al aire libre

Vallas para gatos

Si tienes un jardín vallado, puede que te estés preguntando por qué no puedes dejar que tu gato campe libremente cuando quiera. A primera vista, puede parecer una idea estupenda, pero la realidad es que los gatos son escaladores expertos y pueden sortear la mayoría de las vallas. Además, los felinos son mucho más pequeños que los perros y se pueden colar por agujeros asombrosamente estrechos.

Por ello, para que tu gato no se escape del jardín vallado, necesitarás asegurarte de que la valla está a prueba de gatos. Pon un cerramiento inclinado hacia el interior, en la parte superior de la valla, para evitar que tu gato pueda saltar. Utiliza valla de alambre y fíjala en postes sólidos para crear el cerramiento; tan solo asegúrate de que el cerramiento es lo suficientemente fuerte para soportar el peso de tu gato. Si tu gato escala por la valla y llega al cerramiento inclinado, acabará colgado boca abajo en el cerramiento. Y esto será un obstáculo para prevenir la escapada de la mayoría de los gatos.

¡Pero no nos debe sorprender si un gatito súper motivado y atlético es capaz de saltar por encima del cerramiento! En ese momento es cuando el localizador GPS para gatos de Tractive puede ser lo que necesitas para encontrar a tu gato perdido.

Descubre Tractive GPS

Túneles para gatos de exterior

Un túnel para gatos se puede unir a tu hogar o recinto exterior para gatos, o también se puede utilizar de forma independiente.  Es ideal para que tu gato pasee y patrulle su territorio. Los túneles de tela para gatos tienen una longitud de alrededor de 3 metros y se pueden colocar en cualquier lugar de tu patio o jardín. Y cuando tu amigo felino se ha cansado de jugar, solo tienes que plegarlo y guardarlo. 

Otra opción es construir un túnel para gatos de exterior permanente con alambre, o crear una estructura de madera y cubrirla con tela mosquitera resistente.

Porche acristalado

Si tu casa tiene una extensión o un porche acristalado, tienes el recinto exterior para gatos perfecto.  (¡Y es muy probable que tu gato ya lo haya usado!) Si no tienes un porche acristalado, sería una manera extraordinaria para ti y tu gato de disfrutar del aire libre con total seguridad. Se trata de un proyecto que puede ser costoso, pero merece la pena considerarlo porque traerá felicidad a toda la familia. 

¿Cómo va a entrar y salir tu gato del recinto?

Al construir el recinto para tu gatito, debes pensar en cómo va a entrar y salir tu mascota. ¿Quieres que pueda acceder las 24 horas del día o prefieres supervisar sus idas y venidas?

Acceso desde la ventana

Construir el recinto contra una ventana es una manera sencilla de permitir que tu gato entre y salga. Pero seguramente no quieras que la ventana esté siempre abierta. Por la noche, o cuando haga frío, es muy probable que quieras cerrarla. Por lo que tu amigo gatuno tendrá que estar en casa por la noche. 

Una gatera

Si tu recinto para gatos está contra la pared de tu casa, puedes utilizar una gatera para dejar que tu mascota entre y salga de tu hogar. Cierra la gatera si no quieres que tu gato se escabulla durante la noche.

Llevándolo al recinto

Si tienes un recinto independiente (que no está unido a tu hogar), tendrás que transportar a tu felino. Esto podría conllevar riesgos si tu gato no coopera durante el breve trayecto hacia el recinto. Un sistema de entrada portátil de dos puertas puede ofrecer un mayor nivel de seguridad cuando tu gatito entra y sale del recinto.

Si tu gato se escapa de camino o regresando del recinto, un localizador GPS para gatos hará que sea sencillo rastrearlo. Tan solo necesitarás abrir la app de Tractive en tu smartphone y ver la ubicación exacta de tu mascota.

Un túnel + gatera

Un túnel de exterior de madera y alambre para gatos es una excelente opción para conectar un recinto portátil independiente con tu hogar. Coloca un extremo del túnel contra la gatera, en la parte externa de la pared, y el otro extremo contra el recinto independiente para gatos. Esto hará posible que tu gato entre y salga cuando quiera. La mayoría de las gateras tienen un cerrojo que puedes utilizar por la noche, en condiciones climáticas adversas o cuando desees que tu gato no salga de casa.

Elementos: ¿qué puedes poner en el recinto para tu gato?

Al decidir qué poner en el recinto debes tener en cuenta el tamaño y si tu gato puede entrar y salir cuando quiera.   Tu recinto para gatos puede ser sencillo, y contar tan solo con una alfombra y un bebedero. Pero, por supuesto, también puedes poner postes rascadores y juguetes. Si tu recinto tiene una altura elevada, pon estantes y un árbol para gatos, de modo que tu felino pueda trepar. Pon también una caja en la que tu mascota se pueda resguardar en caso de lluvia.

Si el recinto es lo suficientemente grande, coloca una silla cómoda para que puedas disfrutar del espacio junto a tu amigo peludo. Si tu gatito va a pasar periodos de tiempo prolongados, coloca también un arenero. También puedes poner una planta de hierba gatera como colofón.   

¿Cómo puede acceder al recinto una persona?

Cuando diseñes el recinto exterior para tu gato, recuerda que tú (el ser humano gatuno) también necesita tener acceso al recinto para llenar el bebedero, hacer mejoras, limpiar el arenero o llevar comida; asegúrate de que puedes acceder el interior del espacio o entrar a través de una puerta. Crea un punto de acceso que sea cómodo para ti, de modo que puedas mantener y limpiar el espacio favorito de tu amigo animal fácilmente. 

¿Cuál es la mejor ubicación para un recinto?

Cualquier lugar en el que tu gato pueda estar al aire libre, sin correr peligro, es una buena ubicación. Si tienes varias opciones para crear el espacio, ten en cuenta los siguientes factores:

  • Sol y sombra: A los gatos les encanta tostarse al sol, pero también necesitan la sombra cuando hace calor. Elige un lugar en el que tu gato se pueda tumbar bajo el sol de la mañana y construye un pequeño compartimento o pon una lona en una esquina del tejado para crear un área con sombra.
  • Las vistas: Cualquier lugar con vistas al mundo exterior ofrecerá a tu gato horas de entretenimiento: pájaros, hojas de árboles, insectos que vuelan o niños jugando. Si puedes colocar el recinto en un lugar con buenas vistas, tu amigo animal te lo agradecerá. 
  • Cerca de casa: Tú eres el ser humano favorito de tu gato, por lo que el recinto debe estar en un lugar en el que ambos podáis interactuar durante el día. Si está demasiado lejos de tu hogar, podrías no saber si tu amigo felino necesita algo.

¿Puedo dejar a mi gato en el recinto por la noche?

Permitir que tu gato acceda al recinto por la noche depende de la ubicación y de si tienes tranquilidad al respecto. Si el recinto se puede acceder a través de una gatera, decide si quieres dejarla abierta por la noche. Tu gato podría querer regresar a casa debido al mal tiempo o ¡porque quiere dormir junto a ti! 

Es más seguro que tu gato no salga al exterior por la noche. Muchos depredadores y gatos de exterior deambulan por las calles de noche y podrían asustar o molestar a tu gato si está en el recinto exterior. Además, algunos ruidos, como los de los fuegos artificiales, pueden asustar a tu felino y hacer que tenga miedo de volver a estar al aire libre. Y, si de repente hay una tormenta, no querrás que tu gatito esté solo. ¡Siempre debes proteger a tu amigo gatuno! 

Mujer sujetando un gato marrón con un localizador GPS para gatos de Tractive al aire libre
Foto: el localizador GPS para gatos de Tractive ayuda a proteger a los gatos de exterior e interior.

¿Cuál es el mejor tipo de recinto para un gato?

El mejor tipo de recinto es aquel que tu gato vaya a utilizar y tú puedas permitirte. Prueba con algunos recintos sencillos antes de invertir cientos de euros. Si tu gato de interior nunca ha pasado tiempo fuera de casa, pide prestada la jaula del perro de un amigo y observa cómo se siente al aire libre. 

Si tu amigo peludo puede entrar y salir cuando quiera del recinto, es muy probable que se sienta más cómodo y relajado en su nuevo y enriquecedor espacio.

Comprar o construir un recinto DIY: ventajas y desventajas

  • Ventajas de construir un recinto DIY: Si construyes el recinto para tu gato, podrás satisfacer sus necesidades específicas. Además, podrás conectar el recinto a tu ventana, patio u otra estructura.  También costará menos que un recinto preparado para montarse, ya que puedes descargar de Internet los planos para construir un recinto DIY gratis o por un precio módico. 
  • Desventajas de construir un recinto DIY: La desventaja de construir un recinto es…que lo tienes que hacer. Al menos necesitarás tener un conocimiento básico de construcción y contar con algunas herramientas. Si esa persona no eres tú, ¡pide ayuda! Un proyecto DIY también requiere más tiempo y planificación que comprar un recinto.
  • Ventajas de comprar un recinto: Si compras un recinto listo para montarse, tendrás todo lo que necesitas: madera, mallas y accesorios. Puede que aún necesites algunas herramientas básicas y tengas que ser capaz de entender las instrucciones, pero es muy probable que completes el proyecto en medio día. 
  • Desventajas de comprar un recinto: Es muy posible que un recinto listo para montarse cueste más que uno que construyas. Además, tendrás limitaciones a la hora de personalizarlo.

Coste de un recinto exterior para gatos

Un recinto exterior para gatos, listo para montarse, puede costar alrededor de 150 €, mientras que un recinto DIY se puede construir por mucho menos. ¡Es posible que incluso puedas reutilizar algunos paneles de madera viejos, mallas o la jaula de un perro y construirlo sin gastar nada!

¿Qué necesito para construir un recinto?

Para construir tu propio recinto DIY necesitarás:

  • Un plano: descarga planos de recintos gratis o compra uno online; también puedes hacer un boceto de lo que piensas hacer.
  • Herramientas: cinta métrica, sierra, martillo, taladro, alicates y tornillos.
  • Materiales: paneles de madera de diversos tamaños (en función de las dimensiones del recinto) y alambre (como malla para gallinero) o malla resistente. Tienes que calcular cuánto necesitarás dependiendo del tamaño del recinto (¡este es el motivo por el que recomendamos que dibujes el plano por adelantado!).

Dependiendo de tus habilidades y la complejidad del proyecto, podrías tardar ente medio día y un fin de semana en construir el recinto DIY. Pero no tenemos ninguna duda de que tu amigo felino te lo agradecerá.

¿Con qué frecuencia utilizará el recinto mi mascota?

Si tu gato es como la mayoría de los gatitos, utilizará el recinto todos los días, incluso en invierno. La mayoría de los gatos tolera el frío, especialmente si se puede aclimatar a los cambios meteorológicos de forma gradual. ¿Qué gato puede resistirse a tumbarse bajo el sol en una mañana de invierno? 

¿Mi gato saldrá de su recinto alguna vez?  

¡Puede que no! Un recinto exterior para gatos, ya sea grande o pequeño, sencillo o elaborado, puede convertirse en el nuevo lugar favorito de tu mascota. De hecho, podría ser difícil que lo persuadas a abandonar el recinto. 

Si construyes un recinto exterior para gatos, enriquecerás la vida de tu gato de interior y protegerás la salud y el bienestar de tu gato de exterior. Las vistas, sonidos y olores de la naturaleza estimularán y calmarán a tu gatito mientras se tumba bajo el sol en su nuevo espacio al aire libre. 

¿Necesitas más inspiración para el recinto de tu gato? ¡Mira cómo disfrutan estos gatitos en sus espacios al aire libre!

P.D. ¿Tu gato necesita una caseta para gatos con calefacción?

¿Te gusta el artículo? ¡Compártelo con otro papá o mamá gatuno!

Comprar localizadores para gatos

Más artículos interesantes

Más artículos