Los mejores alimentos refrescantes para perros en verano

20. September 2022

¿No sabes qué darle a tu perro en días calurosos? A continuación te damos algunos consejos y recetas con los mejores alimentos refrescantes para perros en verano.

woman feeding a dog in the kitchen

El calor y las actividades estivales pueden provocar que cambie la dieta de nuestro perro. Podemos cuidar a nuestros amigos peludos ayudándoles a estar fresquitos, a mantenerse hidratados y bien alimentados y protegiéndolos para que no sufran golpes de calor. ¿No sabes si la dieta de invierno de tu perro es apta para las épocas estivales? A continuación, te contamos los mejores alimentos refrescantes para perros en verano (e incluso te damos una receta para preparar helado).

Consejos para mejorar la dieta veraniega de tu perro

A continuación, te damos algunos consejos para alimentar a tu perro en los meses más calurosos:

  • Sírvele comidas fresquitas y ligeras. Al igual que nosotros, los perros suelen comer menos en los meses más calurosos.
  • Añade comida húmeda para estimular su apetito y conseguir que beba más agua.
  • No dejes la comida de tu perro al aire libre durante mucho tiempo. Las altas temperaturas pueden hacer que se pudra enseguida (y que las bacterias crezcan más rápido). Si come comida caducada o en mal estado, podría ponerse malo del estómago.
  • Incorpora en su dieta alimentos refrescantes y crudos, como fruta.
  • Asegúrate de que tu perro tenga siempre a su disposición un cuenco de agua fresca y limpia. En verano necesitan hidratarse más. Si notas que tu perro no bebe agua, descubre las razones en el siguiente artículo. descubre la cantidad que precisa en este artículo.
  • No le des agua helada, dásela fresca o a temperatura ambiente. Si hace mucho calor, puede sentarle mal.
  • Lleva agua cuando vayas de paseo o de viaje.
  • Dale alimentos con alto contenido de agua, como sandía o pepino.
  • Aliméntale en los momentos del día en los que haga menos calor: en vez de darle una comida copiosa a mediodía, hazlo a primera hora de la mañana o por la noche.
  • Coloca su comida en un lugar fresco o sombreado: lo ideal es en interior.

¿Los perros comen menos en verano?

Muchos padres y madres de perros notan que sus amigos comen mucho menos en verano. Si sigue comiendo y no parece que esté enfermo, no deberías preocuparte. Sin embargo, si tu perro no come, llévalo al veterinario de inmediato.

De todos modos, es normal que tengan menos apetito en verano. Por culpa de las altas temperaturas, los perros son menos activos: solo quieren tumbarse para estar fresquitos y evitar sufrir un golpe de calor. Por lo tanto, como gastan menos energía y tienen más calor que en invierno, necesitan menos calorías. Además, hay veces que tienen tanto calor, que ni se acercan a la comida.

perro negro, blanco y marrón corriendo por la playa y el océano al fondo

Por suerte, puedes conseguir que tu perro coma con estas comidas veraniegas tan ricas.

Las mejores comidas veraniegas para perros

Al igual que nosotros, nuestros amigos perrunos prefieren comidas veraniegas ligeras, frescas, deliciosas y nutritivas. Puedes optar por una dieta de alimentos crudos o escoger comida procesada húmeda o seca. Durante los meses estivales, dales una mezcla de proteínas y carbohidratos y evita cualquier alimento que sea muy grasiento.

Las mejores comidas son:

  • nutritivas,
  • refrescantes,
  • hidratantes
  • y deliciosas.

Además de las proteínas, la fruta y las verduras siempre son una buena opción para las épocas más calurosas (siempre que tu perro pueda digerirlas). Eso sí, ten cuidado con los alimentos tóxicos para perros.

Más información: ¿Qué verduras son buenas para los perros?

Los mejores alimentos refrescantes para perros

Algunos defienden que algunos alimentos tienen propiedades refrescantes y otros, propiedades térmicas. En verano, puedes darles alimentos refrescantes para que no tengan tanto calor.

Entre los alimentos refrescantes se incluyen:

  • Carne y pescado: pavo, pato, huevos de pato, conejo, cerdo, pescado blanco, pescado de mar.
  • Huevos y lácteos: huevos, queso fresco, yogur.
  • Verduras: espinacas, brócoli, nabo, coliflor, apio, pepino, col, lechuga, acelga, coles de bruselas, judías verdes.
  • Fruta: fresas, melón, arándanos, plátano, mango, manzana, pera.
  • Hierbas y verduras: diente de león, algas, espirulina, hierba de trigo, menta, clorela, brotes de alfalfa, marjoram.
  • Champiñones: champiñones botón.
  • Cereales: trigo sarraceno, cebada, arroz salvaje, mijo.
  • Otros: tofu, sésamo y aceite de linaza.

Ten en cuenta que los beneficios de estos alimentos refrescantes son mayores si se sirven crudos o ligeramente cocinados, pues prepararlos puede hacer que pierdan algunas propiedades. No obstante, no todos se pueden servir así porque nuestros amigos se pueden poner malos del estómago (las coles de bruselas hay que cocinarlas, por ejemplo). Infórmate en profundidad o pregúntale a tu veterinario antes de añadir más alimentos en la dieta de tu amigo. Además, si le das nutrientes nuevos, empieza poco a poco con pequeñas cantidades.

Cuenco de metal para perros con pienso y pienso en el suelo cerca del cuenco

Comida seca, comida húmeda, comida cocinada y comida cruda: ¿cuál es la más adecuada para el verano?

Tal y como comenta el Dr. Wagner2, veterinario holístico, aunque la comida seca para perros está muy bien, no tiene por qué ser la más adecuada para su salud. Está procesada, es menos nutritiva que los alimentos crudos y no es tan fresquita.

En épocas estivales, lo mejor es darle a tu perro alimentos crudos o cocinarlos ligeramente. Eso sí, no les des comida superfría porque puede que la digieran muy mal.

Litros de agua

Además de tener muchísimo calor, también pueden deshidratarse. Ten siempre a su disposición agua fresca y fría. Para que tu perro beba más en días calurosos, haz lo siguiente:

  • Coloca cuencos de agua por la casa y el jardín.
  • Rellénalos con agua tantas veces como sea necesario.

Algunas personas llenan un cuenco con agua y lo congelan por la noche. Como se va derritiendo a lo largo del día, los perros tienen un suministro constante de agua fresquita. Por otro lado, también puedes congelar o enfriar botellas en el frigorífico e ir llenando el cuenco a lo largo del día. Además, añadir cubitos de hielo también puede ser buena idea.

Fondo rojo y un perro comiendo un helado de fresa en un cuenco.

Receta de helado de fresa con leche de coco para perros

¿Te apetece una receta ligera para el verano de la que podáis disfrutar tu perro y tú? Prueba nuestro delicioso helado de fresa con leche de coco. Eso sí, ten cuidado: tu perro no debería tomar demasiado. Dale solo un poquito para que no le duela el estómago.

Ingredientes

  • 400 ml de leche de coco
  • 100 g de fresas lavadas y secas
  • 300 ml de miel
  • Media cucharada de canela

Instructions

  1. Introduce todos los ingredientes en una licuadora hasta que estén blanditos.
  2. Coloca la mezcla en un recipiente apto para el congelador.
  3. Cubre el recipiente y congélalo durante horas hasta que tenga la consistencia de un helado.

Nota: Puedes probar diferentes combinaciones de fruta y yogur, pero no olvides lavarlas todas y quitarles las semillas y la piel no comestible antes de dárselas a tu perro.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos.

Comprar localizadores para perros

Más artículos interesantes

Más artículos