Microchip para perros: la guía de microchips para los amantes de mascotas

27. January 2022

Poner un microchip a tu perro es una práctica común que te puede ayudar a identificar a tu amigo peludo de manera permanente, al tiempo que incrementa las probabilidades de que lo encuentres en caso de que se pierda. Explora todas las características y funciones de los microchips para perros en nuestro Blog.

Mujer con una camiseta azul abrazando un perro blanco y marrón

Si eres el papá o la mamá de una mascota, probablemente hayas oído hablar de los microchips para perros. En este artículo abarcaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo poner un microchip a tu perro, qué es y cómo hacerlo, cuánto cuesta, si existen riesgos o hay molestias asociadas con el procedimiento y cuáles son los beneficios de los microchips para perros.

También exploraremos las diferencias entre los localizadores GPS y los microchips para perros, así como las herramientas que son necesarias para mantener sano y salvo a tu amigo de cuatro patas. Elige el mejor microchip para tu mascota aprendiendo todo lo que necesitas saber aquí.

packaging of the Tractive GPS DOG tracker

Conoce siempre la ubicación de tu perro

Sigue cada paso de tu mascota en tiempo real y con un alcance ilimitado. Recibe alertas si se aleja demasiado. Ayúdale a estar en forma con la función Seguimiento de actividad. Y deja que otras personas (como paseantes o cuidadores) también puedan saber dónde está.

Comprar ahora

¿Qué es un microchip para perros y cómo funciona?

Un microchip para perros es un chip identificador implantable del tamaño de un grano de arroz, que se implanta bajo la piel de tu perro.

La finalidad de un microchip es ofrecer un modo de identificación permanente para tu perro. Se trata de un elemento importante porque, aunque las etiquetas de identificación en el collar de tu mascota también son necesarias, estas se pueden caer o borrar.

Cuando un perro perdido equipado con un microchip se lleva al veterinario, clínica veterinaria o centro de acogida, se puede utilizar un escáner para leer el número identificador del microchip. Este número se puede buscar en una base de datos de microchips para identificar al propietario del perro.

Si la información de contacto en la base de datos de microchips está al día, la familia del perro podría recibir una llamada informándoles de que alguien ha encontrado a su perro desaparecido.

Como puedes imaginar, este es el mejor escenario posible si tu amigo peludo se pierde y no tienes un localizador GPS para perros para rastrearlo y saber dónde está de inmediato.

De hecho, muchos veterinarios y centros de acogida de animales recomiendan poner un microchip a los perros. Los microchips son una herramienta muy útil para los papás y mamás de mascotas, al igual que los microchips para gatos.

blue info icon
Perro en el veterinario al que le están insertando un microchip para perros
blue info icon

Según una encuesta de 2017 llevada a cabo por la Asociación de veterinarios británicos, un 50 % de los perros perdidos que no pudieron reencontrarse con sus familias no tenían un microchip ni una etiqueta de identificación, y un 44 % no tenía la información actualizada en la base de datos de microchips  1.

¿Dónde colocan el microchip a los perros?

Normalmente, el microchip se implanta entre los omóplatos, a lo largo de la columna vertebral de un perro.  La colocación es importante porque no se debe mover mucho en el cuerpo del perro.

Procedimiento para poner un microchip: ¿cómo se inserta un microchip a un perro?

Muchos papás y mamás de mascotas se preguntan cómo es el procedimiento para poner un microchip a un perro. Las buenas noticias es que es un procedimiento relativamente sencillo, asequible e indoloro. Estos son los pasos básicos:

  • Antes de que el microchip esterilizado se extraiga del envase, se escanea para verificar que el código del chip sea el mismo que el código en la etiqueta del envase.
  • El microchip se pone en una aguja, que luego se pone en una jeringa especial utilizada para poner el microchip.
  • El veterinario coloca a tu perro en la posición adecuada para llevar a cabo el implante. El microchip habitualmente se inserta entre los omóplatos del perro, a lo largo de la columna vertebral. Tu perro debe permanecer de pie o tumbado sobre su barriga.
  • Se levanta un poco de exceso de piel en el lugar del implante y se inserta la aguja con rapidez. Se aprieta la jeringa, de modo que el microchip se inserte en el tejido de tu perro.
  • Por último, el chip se escanea para asegurar que se pueda leer.

Tras el procedimiento, necesitas registrar a tu perro, además de tu nombre e información de contacto, en la base de datos de microchips. Tu veterinario te proporcionará más información y te indicará si debes pagar alguna tarifa.

pink triangle graphic with exclamation

Advertencia: si no registras la información del microchip de tu perro en la base de datos, el proceso habrá sido completamente en vano porque el número identificador del microchip no se asociará contigo ni con ninguna otra persona.

¿Cuánto se tarda en poner un microchip a un perro?

El procedimiento para poner un microchip a un perro es rápido y sencillo; es muy probable que dure 10 minutos o menos.

¿Cuánto cuesta poner un microchip a un perro?

En España, el precio para poner un microchip a un perro oscila entre 30 y 50 €. En los EE. UU., el coste medio es de entre 25 y 70 $ según el veterinario. La tarifa incluye la implantación del microchip y el registro en una base de datos de mascotas. Los veterinarios son normalmente los profesionales más cualificados para poner un microchip a tu perro, aunque algunos cuidadores o paseantes de perros y peluqueros caninos también podrían ofrecer este servicio.

En el Reino Unido, por ejemplo, es obligatorio que todos los perros tengan un microchip. Ese es el motivo por el que hay algunas organizaciones que ofrecen este servicio gratuitamente, como:

¿Es doloroso el procedimiento para poner un microchip a un perro? ¿Es seguro?

Poner un microchip a un perro es seguro, no tiene peligros asociados y es prácticamente indoloro, por lo que no tienes que sentirte culpable si le pones un microchip. El proceso es comparable al de las personas que se hacen un piercing: un pinchazo rápido y se acabó.  Puesto que es rápido y sencillo, no requiere ningún medicamento o anestesia para el dolor.

Además, según los expertos de la clínica Johnson Animal Clinic, solo se encontraron 391 reacciones adversas entre más de cuatro millones de mascotas a las que se les puso un microchip 4. La mayoría de las reacciones tuvieron como consecuencia la aparición de un nódulo debajo de la piel, en el lugar donde se había implantado el microchip. Por lo que es muy poco probable que tu perro experimente efectos negativos a consecuencia de ponerle un microchip.

Jeringa azul para poner un microchip para perros

¿Debería poner un microchip a mi perro?

En general, sí, debes ponerle un microchip a tu perro. Si eres un papá o una mamá de perros responsable, deberías utilizar un chip.

Ya que no nos podemos olvidar de que se trata de una solución permanente para identificar a tu amigo peludo. En muchas ocasiones, los perros que se pierden y deambulan por las calles acaban en centros de acogida de animales. En estos centros intentarán escanear el microchip de cada perro para identificar al «dueño», es decir, puede que a ti.

Las probabilidades de que se pongan en contacto contigo y te reencuentres con tu querido perro en caso de pérdida son mucho mayores si tiene un microchip (siempre y cuando la información de contacto esté al día).

Si tu perro se pierde y no tiene un microchip (y no se puede encontrar tu información de contacto de ninguna manera) las probabilidades de reunirte con tu amigo de cuatro patas son mucho menores. Los perros perdidos y sin dueño podrían acabar en un nuevo hogar o, aún peor, ser sacrificados.

El uso de microchips incrementa notablemente las probabilidades de que una mascota perdida se reencuentre con su familia, lo que reduce el sacrificio de mascotas abandonadas.

– Dr. Gary Michelson, fundador de la Michelson Found Animals Foundation5

Por no mencionar que, en muchos lugares del mundo, poner un microchip a tu perro es obligatorio por ley. En el Reino Unido, por ejemplo, debes poner un microchip a tu perro en sus primeras 8 semanas de vida; de lo contrario, podrías ser sancionado con una multa de hasta 500 £.6 Te recomendamos que consultes las legislaciones sobre microchips para perros de tu localidad.

¿Dónde puedo poner un microchip a mi perro?

El mejor lugar para poner un microchip a tu perro es tu veterinario habitual. No obstante, algunos hospitales y centros veterinarios públicos también pueden ofrecer este servicio. El sitio web de AniCura ofrece un listado de clínicas que ofrecen este servicio.

¿Dónde puedo escanear el microchip identificador de mi perro?

Los microchips para perros se pueden escanear en clínicas u hospitales veterinarios y centros de acogida de animales. Realiza una búsqueda online para saber qué centros veterinarios de tu localidad ofrecen el servicio de escaneo de microchips y cuánto cuesta.

¿Se puede quitar el microchip de un perro?

Aunque los microchips para perros habitualmente se consideran permanentes, se pueden quitar en circunstancias excepcionales. Para ello sería necesario realizar un procedimiento quirúrgico y, probablemente, requiera anestesia. Algunas personas tienen miedo porque piensan que su perro puede desarrollar cáncer y deciden quitar el microchip.

Las instituciones de referencia, como la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria, desaconsejan quitar el microchip de un perro7. No solo porque es un procedimiento complejo, sino porque, según los estudios, es extremadamente improbable que un perro desarrolle cáncer a consecuencia de un microchip. Además, los beneficios de un microchip para perros son mucho mayores que las posibles desventajas.

pink triangle graphic with exclamation

El robo de perros está en aumento y nuestros amigos caninos pueden ser víctimas de ataques y lesiones cuando los ladrones intentar quitar el microchip (y otras formas de identificación) del perro. Puedes proteger a tu mascota y evitar que acabe en las manos equivocadas con el localizador de perros Tractive GPS.

Quiero proteger a mi perro con Tractive GPS

¿Puedo rastrear a mi perro con un microchip?

Es una confusión habitual creer que puedes rastrear a tu perro a través de un GPS cuando le pones un microchip. Simplemente no es cierto: un microchip te ayudará a identificar a tu perro, pero no a rastrear su ubicación. Los microchips tienen el tamaño de un grano de arroz, por lo que no son lo suficientemente grandes para contar con la tecnología que un localizador GPS requiere.

Este es el motivo por el que un microchip te ayudará a identificar a tu perro si se pierde y alguien lo encuentra, pero solo un localizador GPS para perros como Tractive GPS te ayudará a rastrear a tu mascota en tiempo real.

Conclusión

En este artículo has aprendido todo lo que necesitas saber acerca de los microchips para perros. Los microchips para perros son una solución permanente para identificar a tu mejor amigo animal; tanto los veterinarios como los centros de acogida de animales recomiendan su uso. Son seguros, prácticamente indoloros y asequibles, y además es un procedimiento rápido.

Si pones un microchip a tu perro y mantienes actualizada tu información de contacto en la base de datos de microchips, aumentarán las probabilidades de que te reencuentres con tu amigo peludo si alguna vez se pierde.

En algunos países, es un requisito legal que los perros tengan un microchip. Recuerda que un microchip no utiliza tecnología GPS y no te ayudará a rastrear en tiempo real a tu perro si se pierde; las buenas noticias son que puedes utilizar un localizador GPS para perros para ello.

Si quieres aprender más acerca de este procedimiento de la mano de una veterinaria, te invitamos a que veas el siguiente vídeo:

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con otra persona o suscríbete al newsletter de Tractive  para recibir más información perruna como esta!

Comprar localizadores para perros

Más artículos interesantes

Más artículos